Nacionales

Todo mal: Pablo Schoklender, ante la Justicia, contradijo a su hermano Sergio

Dijo que las Madres no han financiado campañas kirchneristas tal como declaró Sergio y también se refirió a la pelea entre ambos.
lunes, 3 de octubre de 2011 · 00:00
En medio del escándalo por la causa de estafa y defraudación pública a la Fundación de Madres de Plaza de Mayo,  Pablo Schoklender negó ante la Justicia que dicha entidad haya "contribuido al financiamiento de campañas" electorales, tal como su hermano Sergio había denunciado en la entrevista exclusiva con la revista Noticias.

Ante el juez federal Norberto Oyarbide y por medio de un escrito que acaba de presentar el menor de los hermanos Schoklender, reconoció que existe una "pelea" con Sergio, de quien criticó sus "curiosas e intempestivas manifestaciones vertidas públicamente" en los últimos días, y aseguró que no es cierta su denuncia sobre la supuesta contribución de las Madres a las "campañas proselitistas, ya sea mediante la confección de afiches o piezas gráficas en general, o solventando gastos propios de dicha actividad", informó DyN.

Cabe recordar que en su afán por defenderse, Sergio Schoklender hizo varias imputaciones sobre el financiamiento de campañas kirchneristas, como las del ministro de Economía, Amado Boudou, y el subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala. Pero su hermano Pablo dijo ahora que esos son "mensajes confusos, evidentemente parciales y mal intencionados, y con el claro propósito de confundir a todos aquellos que colaboran con el trámite de la investigación, y en forma general a la opinión pública".

En la misiva, con contenido legal, Pabló manifiesta: "Desde el momento de su creación, las autoridades políticas que tuvieron vinculación con el proyecto 'Sueños compartidos' y en particular la Secretaría de Obras Públicas de la Nación acompañaron las actividades del programa respetando los límites de su actuación, colaborando de manera franca en su desarrollo sin que se hayan verificado injerencias indebidas u obtenido beneficios por tal razón".

Con el patrocinio de sus abogados, Gonzalo Romero Victorica y Ramiro Rubinska, el menor de los Schoklender reiteró su "vocación de colaborar en un todo con el progreso" de la investigación y atribuyó a su hermano "expresiones espasmódicas, parciales y apartadas de un conocimiento objetivo del legajo, que lejos de aportar claridad a su trámite lo impregnan de una carga psicótica".

"Ha existido una pelea (con Sergio) que derivó en un total alejamiento que subsiste a la fecha. Las diferencias respecto a la causa como así también las declaraciones que no comparto, plagadas de falacias e injurias, imposibilitan cualquier tipo de acercamiento, tanto en lo personal como a los fines de una eventual estrategia procesal conjunta", se diferenció Pablo de su hermano.

En el mismo sentido, esbozó una queja por el prolongado secreto de sumario que el juez Norberto Oyarbide imprimió a la causa y advirtió que esa "falta de publicidad del legajo les resulta funcional a quienes, utilizando a los medios de comunicación, lanzan mensajes confusos" ante los que -dijo- optó por el silencio público.

Otras Noticias