Nacionales

Madre e hijo condenados por abuso de menores

Eran transportistas escolares y los sentenciaron a prisión por abusar de dos chicos de 4 y 5 años.
miércoles, 16 de noviembre de 2011 · 00:00
Dos transportistas escolares, madre e hijo, fueron condenados el martes a 20 años de prisión por "abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la condición de guardador" en el caso de dos hermanitos que trasladaban a diario a una escuela de Posadas.

Tras la lectura del fallo, se produjeron incidentes frente al Juzgado de Instrucción 2 de Posadas, donde se ventiló el caso en sesiones realizadas en los últimos días, con la participación de familiares y amigos de los condenados.

La pena y el pago de una indemnización, $30 mil, recayó en Lucía Olmo, de 57 años, y su hijo Fabio Durán, de 31, quienes fueron denunciados en 2007 por los padres de las víctimas que, por entonces, contaban con 4 y 5 años de edad.

El caso, luego de una sucesión de vericuetos legales, fue tratado en un juicio oral por un tribunal conformado por los jueces Roque Martín González, Juan Calvo y Alfredo Escribano, en tanto la doctora Liliana Picazo intervino como fiscal.

Los acusados fueron hallados culpables de los delitos de "abuso sexual agravado por su condición de cuidadores", dado que ambos eran los encargados de trasladar a los pequeños en forma diaria a un establecimiento escolar de Posadas.

De acuerdo con el expediente, el caso salió a la luz en septiembre de 2007, cuando la madre de los pequeños los bañaba y detectó importantes lesiones de ambos en zonas íntimas.

Inicialmente, el chico intentó eludir las preguntas de la mujer, pero luego terminó por admitir, al igual que su hermana, que habían sido abusados por Fabio y Lucy, los encargados del transporte escolar que diariamente los trasladaba a la escuela.

La madre radicó una denuncia en la Comisaría de la Mujer, luego de que un médico constatara las lesiones en las partes íntimas de los menores, y los acusados fueron detenidos, aunque el hijo de la dueña del transporte estuvo prófugo varios días.

Finalmente, el tribunal coincidió con el pedido de 20 años de prisión para los transportistas, madre e hijo, de la fiscal Picazo, mientras que la defensa había pedido la absolución y denunciaron en el juicio la existencia de una "conspiración" por "los abusos que no existieron".

La última jornada de debate se desarrolló en medio de un clima de tensión y con la sede judicial fuertemente custodiada y con vallas en el frente, en previsión de conflictos que se desataron tras conocerse el fallo cuando familiares y amigos de los condenados lanzaron piedras y protestaron por el pronunciamiento.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias