Nacionales

Encuentran ahorcado a un preso y dudan de un suicidio

Fue hallado tras una supuesta discusión con los carceleros. En dos meses recuperaba la libertad.
jueves, 17 de noviembre de 2011 · 00:00
Un preso del penal de Almafuerte, en Mendoza, fue hallado este miércoles ahorcado con su remera cuando le quedaban dos meses para salir en libertad, y mientras las autoridades consideran que se trató de un suicidio sus familiares descreen de la versión oficial.

Se trata de Germán Gastón Morales, de 25 años, quien aparentemente se habría suicidado en esa unidad carcelaria ubicada en campo Cacheuta, donde cumplía una condena de cinco años de los que ya habían pasado cuatro años y diez meses.

El director General del Sistema Penitenciario, Sebastián Sarmiento, señaló que "a primera vista y tanto el informe médico como el informe preliminar de policía científica marca que el cuerpo del interno solamente presentaba un hematoma o marca en su cuello pero que el resto del cuerpo no tenía ningún tipo de heridas".

"Esto marca que no ha habido tampoco ninguna herida ni de ataque ni de defensa, lo que uno presume descartar cualquier hecho externo y lleva a pensar que ha sido una decisión absolutamente personal de este muchacho", agregó.

En la misma línea, sostuvo que "los propios internos son los que nos marcan que el hombre, en virtud de un llamado telefónico en horario de la tarde, estaba muy alterado, él mismo pidió estar solo en una celda y lamentablemente toma esta decisión. Son también los propios internos los que nos marcan que no hubo ninguna participación de nadie, solamente es el mismo interno el que decidió lamentablemente quitarse la vida". Sin embargo, familiares de Morales, como su abuela Rosa Gómez, dudan que se haya quitado la vida.

"Él llamó a mi hija a la casa, todos los días la llama dos o tres veces por día y ayer la llamó para decirle, habló con ella y con su hermano y le dijo que se iban a ver el partido, que él sí lo iba a ver", relató.

La mujer añadió que durante ese llamado, "los penitenciarios" le impidieron seguir hablando y que "los compañeros de celda de él vieron cuando ellos le cortaron la llamada".

"No sé si lo habrán estado buscado, porque como él era retobón, les contestaba, no les tenía miedo, entonces, lo han buscado parece. Por eso lo hizo, los insultó a ellos y ellos se lo llevaron", agregó.

La abuela dijo que "descartamos" que haya tomado tal decisión "porque él estaba muy feliz" por el poco tiempo que le quedaba para salir en libertad.