Nacionales

Homicidio de Tomás: Indagan al padrastro, el único sospechoso

Se trata de Adalberto Raúl Cuello quien ya se hizo presente para prestar declaración indagatoria ante el fiscal de instrucción 2 de Junín, Javier Ochoaizpuro.
sábado, 19 de noviembre de 2011 · 00:00
Según fuentes judiciales, el fiscal de Junín, Javier Ochoaizpuro indaga al único imputado por el homicidio del niño Tomás Dameno Santillán, cuyo cadáver fue encontrado el jueves pasado en un campo a 3 kilómetros de la localidad bonaerense de Lincoln, .

De esta manera, el fiscal de instrucción 2 de Junín, tomará declaración indagatoria al padrastro del chico, Adalberto Raúl Cuello (36), quien quedó imputado acusado de "homicidio agravado por ensañamiento y alevosía", que prevé una pena de prisión perpetua.

Informe forense. Según el informe preliminar de la autopsia, el niño murió entre las 12 y las 16 del martes por un "paro cardiorespiratorio traumático a consecuencia de politraumatismos; traumatismo craneoencefálico; fracturas con hundimiento de ambas zonas laterales de cráneo (fractura de base de cráneo en bisagra); producidas con un elemento contundente y romo".

El hallazgo del cadáver de Tomás fue encontrado por una vecina de Lincoln en un predio que pertenecería a un allegado de Cuello, a 500 metros de la ruta provincial 50, y a tres kilómetros de la rotonda de acceso al pueblo.

Los investigadores tratan ahora de analizar si los cincuenta minutos que pasaron entre la salida de Tomás del colegio Domingo Faustino Sarmiento, el martes a las 12, y el horario en que fue subida la foto fueron suficientes para capturar al chico, asesinarlo y deshacerse de su cuerpo, a unos tres kilómetros de donde desapareció el menor. Es decir, si lo que ocurrió en el muro de su Facebook se trató de un plan para simular una ocupación y dejar un rastro preciso de sus actos.

Friamente calculado. Los indicios hablan de un crimen con cierta planificación, hecho que fue confirmado ayer por el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal: “El crimen de Tomás fue premeditado, no hay dudas. El que lo hizo, lo hizo así. Alguien lo subió a algún vehículo y terminó en ese montecito de las afueras de Lincoln asesinado de un modo inmediato. Se está trabajando para ver si alguien pudo haber visto algo”, dijo el funcionario.

En tanto, los restos de Tomás fueron velados en la tarde de ayer, durante cinco horas en una sala que se montó en la Cooperativa de la localidad de Timote, a unos 60 kilómetros de Lincoln, de donde son oriundos sus padres y abuelos, y fueron sepultados en el cementerio local cerca de las 19.30.

Más de 300 personas acompañaron a la familia en la inhumación de los restos. La madre del niño, Leonor Santillán, sufrió una descompensación y debió ser asistida por médicos en el momento.


Otras Noticias