Nacionales

A pesar de las dudas en los índices del INDEC, el FMI destaca el crecimiento argentino

En su informe económico cuestiona los datos locales, pero estima que la inflación será 10,2%. Advierte que en 2011 la economía crecerá, pero aumentará el desempleo y recomienda frenar políticas procíclicas.
lunes, 11 de abril de 2011 · 00:00
El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó este lunes que Argentina tendrá en 2011 un crecimiento económico de 6%, una inflación minorista de 10,2% y el desempleo alcanzará 9%. Las estimaciones surgen de la nueva edición del World Economic Outlook (WEO)que publica periódicamente el organismo de crédito.

Al igual que en las ediciones anteriores, el FMI sigue cuestionando las estadísticas de precios del INDEC, pero las sigue utilizando para realizar sus proyecciones sobre el país. ”Las estimaciones de analistas privados indican que la inflación de precios al consumidor ha sido considerablemente más alta que las estimaciones oficiales desde 2007 en adelante”, dice el informe y agrega que actualmente una misión técnica está asesorando a las autoridades locales en esta materia.

“Los analistas privados también opinan que el crecimiento del PIB real fue significativamente inferior a lo indicado en las estimaciones oficiales en 2008 y 2009″, agrega. En definitiva, el FMI se nutre de los guarismos que publica el INDEC para las proyecciones sobre el país como parte de la región Latinoamérica.

"Vemos un fuerte rebote del crecimiento en Argentina respecto de lo que estimábamos en el informe correspondiente a octubre del año pasado. Esto es en parte producto de la demanda pujante en la región, que incluye a Brasil", dijo el economista Jorg Decressin durante la conferencia de prensa presidida por Olivier Blanchard, economista jefe del FMI, Olivier Blanchard que se llevó a cabo en las oficinas centrales del Fondo Monetario Internacional.

Decressin explicó que el crecimiento obedece a dos factores: los altos precios de los commodities y el fuerte ingreso de capitales. Si bien celebró el alto crecimiento de Argentina, al decir que "son buenas noticias para la economía" pues a su juicio permitirá "ayudar a reducir el desempleo que aún es bastante alto".

Cabe recordar que la última tasa oficial de desempleo publicada por el Indec ubicó el desempleo en 7,3% para 2010, aunque en el World Economic Outlook el organismo estima que el desempleo en Argentina aumentará llegando al 9%, aunque no se explican las causas de este incremento. En tanto, para 2012 vuelve a estimar una caída de la desocupación al ubicarlo en 8,5%.

La crítica hacía las políticas heterodoxas que implementa la administración de Cristina de Kirchner no tardó en llegar cuando el economista advirtió que Argentina debería comenzar a aplicar políticas "menos procíclicas" para así estar en condiciones de enfrentar crisis externas o una desaceleración de la demanda mundial. "Si eso ocurre, la economía entonces estará también en mejor forma para sobrellevar nuevas crisis, en caso de que se produzca alguna".

En este sentido, el Fondo considera que algunos países de la región como es el caso de Argentina "enfrentan el riesgo de un sobrecalentamiento de sus economías". Al respecto, señala que en las economías con superávits externos, muchas de las cuales tienen un tipo de cambio dirigido y no enfrentan problema fiscales, (como podría ser el caso de Argentina) "el endurecimiento de la política monetaria y la apreciación del tipo de cambio son necesarios para mantener el equilibrio interno.

Poniendo freno a la presión inflacionaria y a la expansión excesiva del crédito", consigna el Reporte Económico Mundial del FMI. Recomendaciones que para el gobierno no son apropiadas de implementar porque frenarían la demanda interna, como ha señalado en más de una ocasión el ministro de Economía, Amado Boudou.

Los altos precios de las materias primas que explican en gran parte el fuerte crecimiento de la región y de los países emergentes, sin embargo, tienen un efecto negativo en los sectores de menores recursos. Respecto a la pobreza, el organismo multilateral advierte que "muchas economías emergentes y en desarrollo tendrán que proporcionar un respaldo bien focalizado a los hogares pobres que luchan con los elevados precios de los alimentos".

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias