Nacionales

Los efectos negativos de la inflación argentina que advierte el FMI

Aseguran que puede provocar un ajuste y detener el crecimiento. En su asamblea anual también advirtió sobre factores que fuerzan un 'sobrecalentamiento' de la economía.
viernes, 15 de abril de 2011 · 00:00
Nicolás Eyzaguirre, director del departamento del hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, advirtió hoy en la asamblea del FMI sobre las consecuencias de la acelerada inflación en Argentina. Si el país no puede detener su proceso inflacionario, "la consecuencia puede ser que, al final del camino, haya que aplicar un ajuste fiscal", consideró.

El chileno defendió así un informe realizado por el staff técnico del Fondo, que fue presentado en Washington el lunes. Allí se dijo que la Argentina seguirá creciendo a tasas robustas, pero que el desempleo puede aumentar del 7,7% al 9%.

La conclusión de ese estudio parecía contradictoria, ya que cuando un país crece crea más empleo y no menos. Sin embargo, Eyzaguirre advirtió que "puede ser una consecuencia de crecer tanto si la inflación continúa acelerándose".

Una misión técnica del Fondo estuvo en el país para dejar recomendaciones sobre cómo elaborar un nuevo índice de precios. El Gobierno aún no opinó al respecto. Argentina también encabeza el ranking de los países cuyos indicadores hablan de una economía "sobrecalentada". "Para que el crecimiento sea sustentable (en el largo plazo), el ritmo de crecimiento debería ser aminorado", consideró Eyzaguirre.

En relación a la inflación, Gilbert Terrier -Consejero del FMI- advirtió que es un tema "complicado". Que las diferencias entre las cifras del Indec y las estimaciones privadas son "grandes".
 
La expansión de la base monetaria "que está entre el 20% y 30%" es un factor que preocupa al Fondo, que lo considera una razón para alertar sobre los riesgos de sobrecalentamiento de la economía y la alta inflación de precios.

Además se refirió a los subsidios: "Preferimos una compensación que no sea hecha a través de los subsidios generalizados, que no son focalizados y son regresivos desde el punto de vista del ingreso", sostuvo Eyzaguirre. Estos subsidios, dijo, "envían señales inapropiadas a la economía acerca de la escasez real de estos productos y no generan incentivos sobre posibles sustitutivos para consumidores y productores".

Además, consideró que estas "políticas universales son a menudo muy costosas y pueden convertirse en permanentes, exigiendo mayores ajustes en otras partes del presupuesto". En este sentido recomendó programas sociales que incluyan transferencias focalizadas y políticas alternativas.



Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias