Nacionales

Fernández A. vs. Fernández A., round II

Un nuevo capítulo en la pelea de Aníbal y Alberto, ex compañeros de gabinete. Enterate de todo.
lunes, 25 de abril de 2011 · 00:00
Alberto le recomendó un “psiquiatra” y el actual jefe de Gabinete acusó a su antecesor de "ser alcahuete" del CEO de Clarín, Héctor Magnetto. Así sigue la fuerte pelea que la última semana protagonizaron Aníbal Fernández y Alberto Fernández.
 
La entrega del episodio continuó hoy, con nuevas acusaciones cruzadas. Días atrás, Aníbal lo había acusado de “cagarse en la amistad” de Néstor Kirchner por haber cuestionado la política oficial una vez fuera del poder. “Se puso en la otra vereda y tiró piedras”, disparó.

El ex funcionario nacional salió a responderle en radio La Red: "Pobre Aníbal, conoció muy poco de la intimidad de Néstor, no sabe que yo seguí hablando con Néstor y le seguí diciendo las cosas que estaban mal" una vez abandonado el cargo de jefe de gabinete”, sostuvo. Y advirtió: "No me fui a ningún lado, no me paré en la vereda de enfrente, ni tiré cascotes, cada vez que critiqué lo hice con el dolor de saber que criticaba aquello de lo que soy parte".

Incluso, Alberto aseveró que la muerte de Kirchner "fue un gran aporte" en el sentido de que "dio vuelta la imagen de muchos" en la sociedad, y permitió "recordarlo por sus logros y por el presidente que fue y no por los errores que lo llevaron a la derrota" en 2009.

En forma simultánea, Alberto contestaba por la radio y Aníbal lo hacía en Twitter. "La muerte de Néstor Kirchner fue una catástrofe. Medirlo en términos de beneficios electorales es de canallas", escribió.

No conforme, el jefe de ministros consignó a continuación: "Se cagó en la amistad de Néstor Kirchner, punto. Lo demás es cháchara por más que cambie el eje de la conversación" y le endilgó un lapidario: "Pobre gil".

Como si fuera insuficiente, al escuchar las expresiones de Alberto respecto de la amistad que lo unió con Néstor y actualmente con la presidenta Cristina Fernández, Aníbal agregó: "Ser amigo de Néstor y de Cristina y ser alcahuete a sueldo de Magnetto es incompatible. INCOMPATIBLE".

Ignorando los dardos de su ex compañero, Alberto aseguró que "tenía una relación diferente, que Aníbal no ha tenido" con la pareja presidencial, y estableciendo una diferencia entre ambos: "A mí claro que me escuchaba, claro que me respetaba".

En referencia a los agravios de Aníbal, replicó que "se arregla con psiquiátras" y advirtió que "todos los que me conocen saben cuánto he querido y respetado a Néstor Kirchner, como para que alguien hable de un modo tan bajo, tan chabacano, tan elemental".

El ex funcionario aceptó que el error en la polémica fue suyo al contestarle y agregó que “si me quiere seguir maltratando que lo haga pero no puedo resolver su complejo de inferioridad”.

Y luego Alberto Fernández dijo que “cuando Kirchner necesitó un vicepresidente, Scioli estuvo. Sometió a un trato distante Scioli siempre estuvo y cuando lo necesitó como candidato a gobernador estuvo, con las listas testimoniales estuvo. ¿Qué hace falta, desde qué lugar cuestionan a Scioli? Además, es un gobernador que hace las cosas silenciosamente como sacar el presupuesto, cosa que no hizo ni el Gobierno nacional ni Macri".