Nacionales - Macri se bajó y va por la reelección en la ciudad

El macrismo se fractura en la lucha por las candidaturas

Gabriela Michetti descarta cualquier postulación que no sea para suceder a Mauricio Macri al frente del Ejecutivo porteño. Desmintió versiones que la ubicaban encabezando la fórmula presidencial.
miércoles, 27 de abril de 2011 · 00:00
Como si fuera una trampa inesperada de la política porteña, la interna que divide al PRO para definir al sucesor de Mauricio Macri al frente del gobierno de la Ciudad no se resolvió por la determinación de su líder, sino gracias a Fernando “Pino” Solanas, quien decidió abandonar su candidatura presidencial y postularse como candidato a jefe de gobierno. El anuncio del cineasta desató los peores temores del macrismo y aportó el dato que faltaba para que Macri finalmente se incline por su reelección y deje vacante su postulación al sillón de Rivadavia.
 
La decisión todavía está escondida detrás del silencio oficial de sus voceros, pero ya estremeció el duelo, casi eterno, que mantienen la diputada nacional Gabriela Michetti y el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta por transformarse en los posibles sucesores del magnate. Este martes, la disputa que ambos mantienen los volvió a enfrentar en público y privado. Por los medios, Michetti tuvo que salir a desmentir una versión que, en voz baja, atribuye a su enemigo íntimo: “Hoy me siento con mucha capacidad para conducir la Ciudad, tengo el manejo de la gestión y me siento tranquila para eso, pero no me sentiría nada tranquila siendo candidata a presidenta”, dijo la mujer, que ayer salió a recorrer la primera mañana de las principales radios para descartar una versión que, según sus allegados, “fue inventada por Rodríguez Larreta para dejar a Michetti fuera del juego”.

Luego de enterrar cualquier alternativa que la saque de la interna, la diputada volvió a la carga y sostuvo que “nunca” tendría al calvo jefe de ministros en su fórmula. “No quiero sonar soberbia, pero creo que estoy mejor (que Rodríguez Larreta) para que Mauricio me elija”, disparó la mujer, luego de pasar el fin de semana largo de Semana Santa en la localidad bonaerense de Laprida, su tierra natal. Allí, rodeada de sus principales colaboradores, la mujer habría recibido una mala noticia desde Buenos Aires. “El domingo hablé con ella y me dijo, muy deprimida, que Mauricio ya se había decidido por la reelección en la Ciudad”, confesó a Tiempo Argentino un importante operador de la oposición que está a cargo de la relación de su partido con la precandidata.

A fines de febrero, entrevistada por este diario, la diputada sostuvo que siempre había dicho que “Macri tenía que hacer dos gobiernos en la Ciudad”. Pero ahora, dos meses después, la inminente confirmación de esa posibilidad, forzada por la candidatura de Solanas, le quitó la sonrisa al michettismo y activó las esperanzas del larretismo, el espacio donde revista buena parte de los ministros del PRO que le piden a Macri, a coro, que “postergue la pelea por la presidencia hasta 2015”.

Dentro del PRO, sus principales operadores asumen que la incógnita que ahora los paraliza ya no tiene que ver con construir al mejor candidato que les permita llegar a segunda vuelta. Ahora, el objetivo está concentrado en evitar una derrota que hiera de muerte un segundo gobierno del macrismo en la Ciudad de Buenos Aires y que, como consecuencia, hunda cualquier aspiración presidencial para 2015.

Consultado por este diario, uno de los hombres más cercanos al alcalde reconoció que el desembarco de “Pino” en la Ciudad “cambió todo el escenario”, y que forzará la búsqueda de Macri por la reelección, pero admitió que, por ahora, “Mauricio seguirá recorriendo el interior”, hasta que en la segunda mitad de mayo se anuncie el candidato definitivo. Esas definiciones podrían adelantarse, pero nada sucederá hasta que la semana próxima Macri se reúna por segunda vez con sus dos precandidatos para que expongan sus planes y digan por qué quieren sucederlo. Esa puesta en escena no aportará nuevas definiciones, pero dará más tiempo a un jefe de gobierno que, por estas horas, analiza otros escenarios que le quitan el sueño.

Uno de ellos gira en torno a la posible candidatura de la ex ministra de Salud Graciela Ocaña como compañera de fórmula de “Pino”, una movida que reforzaría el perfil “ant

Otras Noticias