Nacionales

Otro golpe al bolsillo: Los lácteos aumentan entre un 5% y un 10%

La suba fue autorizada por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Rige desde el lunes, la leche valdrá un 10 % más y también afecta a algunos derivados, como los quesos y los yogures.
miércoles, 6 de abril de 2011 · 00:00
De a poco, pero firme y creciente es el comportamiento de los precios de los productos lácteos. Ayer, según adelantó el diario mendocino Los Andes, comenzó a regir un nuevo listado con retoques que van del 5 al 10%.

Se trata de unos pocos productos básicos controlados por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien días atrás había autorizado dichos aumentos. El resto de los lácteos ya sufrió subas más relevantes.

“El incremento de precios en los lácteos ya se está aplicando y es de 10%. Esto contribuye aún más a la caída en ventas que sufre el sector”, explicaron ayer fuentes del sector mayorista, que se quejaron porque el consumidor ya comenzó a restringir su demanda.

Los aumentos de la canasta oficial abarcan al sachet de leche, algunos tipos de quesos y un solo tipo de yogur. En cuanto a la leche, la subra representa unos 35 centavos. Pero los productos lácteos con cierto valor agregado (como los yogures con frutas o las leches especiales o fortificadas), escapan del control del Gobierno y han ido aumentando paulatinamente todo el año. En este segmento, el alza rondaría un 25%.

Con el litro de leche al consumidor claramente por encima de los 4 pesos, la industria láctea informó que durante febrero el valor promedio pagado al productor fue de 1,49 pesos. Aunque hay un progresivo reacomodamiento de los precios al tambero, el sector primario sigue reclamando una participación mayor sobre el valor final del producto. El principal argumento es que sus costos subieron mucho más rápido que sus ingresos. Por caso, el maíz (un insumo clave) ayer tocó su máximo valor desde 2008 en el Mercado de Chicago.

Aún así, el incremento de la producción de leche del bimestre enero-febrero de 2011, con respecto al mismo bimestre del año pasado, fue del 17,6%. Esto permitió, según fuentes del sector comercial, que la escalada de los lácteos no se sintiera en los meses de verano.

Ahora ese amesetamiento terminó y, ante la suba de los precios, es el consumidor quien pone un techo. El caso de los quesos es particular, porque “los consumidores de quesos reaccionan inmediatamente ante los aumentos y cae la venta. Y luego bajan los precios y vuelven a venderse los productos”, explicó un mayorista.