Nacionales

Bengala mortal: Se quebró el autor y quedaría detenido

Lo aseguró el juez de La Plata César Melazo, quien afirmó que Iván Fontán lo dijo en sede policial de manera extraoficial. El acusado de la muerte de Miguel Ramírez, declara ante la fiscal Virginia Bravo.
miércoles, 11 de mayo de 2011 · 00:00
El juez de Garantías de La Plata César Melazo, quien interviene en la causa por la muerte de Miguel Ramírez, reveló hoy que el acusado de lanzar la bengala que provocó el deceso del hombre de 32 años admitió haber arrojado el producto pirotécnico en el recital que brindaba el grupo de rock La Renga en el autódromo de la capital provincial.

Sin embargo, el magistrado aclaró que el imputado, Iván Alejandro Fontán, lo hizo “extraoficialmente”, con testimonios efectuados ante los agentes policiales que lo detuvieron en la localidad de Ingeniero White, partido bonaerense de Bahía Blanca.

Además, confirmó que esos efectivos, entre otros elementos, decomisaron en la casa del acusado una “remera roja” como la descripta por testigos que dijeron verlo en el show de La Renga, el 30 de abril último, al tiempo que advirtió que serán investigados también los organizadores del espectáculo y policías, entre otros.

“Extraoficialmente, hubo una aceptación por parte de esta persona en el momento de su aprehensión y en otros momentos de que se está haciendo cargo”, reveló Melazo.

El juez, cuando se le preguntó específicamente si Fontán admitió ante los agentes policiales haber arrojado la bengala que provocó la muerte de Ramírez, respondió: “Exacto. Por eso, (el sospechoso) aporta la remera roja con la que fue al recital”.

“Pero la validez legal o no (de su testimonio) es una cuestión aparte”, aclaró Melazo, para recordar luego que la primera indagación judicial del imputado está prevista para las próximas horas en la Fiscalía 7 de La Plata, a cargo de Virginia Bravo.

La fiscal, tras la indagatoria, deberá decidir si le pide al juez de Garantías la detención de Fontán, debido a que, técnicamente, el imputado está como aprehendido.

Melazo explicó que Bravo, además, deberá recaratular la causa -rotulada sólo como “homicidio“-, tras evaluar si el hecho está encuadrado en un caso de “homicidio culposo” o en uno de “homicidio simple con dolo eventual”.

Recordó luego que la primera figura significa que hubo “imprudencia” en un acto, mientras que la segunda da cuenta de que el imputado supo que “podía matar a alguien y no le importó importado la vida del prójimo”.

El juez de Garantías, al ser consultado sobre si se investigará también a los organizadores del recital y agentes policiales, contestó: “La fiscal va a investigar todo el hecho: si hubo la vigilancia necesaria, si hubo algún acto de imprudencia o si hubo algún tipo de delito conexo”.

DYN