Nacionales

Impulsar la educación y la inclusión social: La meta de Cristina

La jefa de Estado agregó, al respecto: " porque los jóvenes son para nosotros el presente, aquí y ahora".
miércoles, 11 de mayo de 2011 · 00:00
En un discurso con cierto tinte emotivo,  Cristina Fernández de Kirchner ratificó hoy la decisión de "profundizar las políticas" que lleva adelante su gobierno, al presentar el Programa Nacional de Apoyo al Empresariado Joven, que contempla la entrega de créditos blandos por más de 50 millones de pesos para emprendedores y empresas pymes.

Al encabezar esta tarde un acto en Casa de Gobierno, la presidenta  afirmó que "los jóvenes son para nosotros el presente, el aquí y ahora" y que estas políticas tienen por objetivo "impulsar la educación y la inclusión social".

En la ocasión, en la que estuvo acompañada por la ministra de Industria, Débora Giorgi, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli y el gobernador Daneil Scioli, la Presidenta entregó créditos a jóvenes emprendedores, mantuvo una videoconferencia con el partido bonaerense de La Matanza y lanzó el Programa "Premio Amartya Sen. 100 jóvenes sobresalientes" que promueve la ética profesional.

Cristina criticó "el pensamiento único" que las principales potencias del mundo buscaron imponer a través del Consenso de Washington, al tiempo que destacó el surgimiento de "nuevas ideas, nuevos pensamientos" que surgieron tras la crisis internacional desatada a en 2008 que propone "un nuevo abordaje de la realidad" a partir de la visión existente en los países periféricos.

La Presidenta, tras destacar la labor desarrollada por el economista Bernardo Klisberg, dijo que el `Premio Amartya Sen. 100 jóvenes sobresalientes` surgió "a partir de la crisis de 2008, cuando se cae el pensamiento único en el mundo".

"Ahí surge la idea de abordar la cuestión para quebrar esta estructura de pensamiento único, el pensamiento del Consenso de Washington podemos decir, para retomar un viejo concepto de que postula al hombre como el objetivo final de la economía".

La jefa del Estado señaló que tanto los créditos blandos para el desarrollo de emprendimientos como el Premio Amartya Sean "son para jóvenes que "han tenido la oportunidad de decidir qué hacer con su vida".

Para luego recordar que "hay otros jóvenes que todavía necesitan mucha ayuda de parte del Estado" y que hacia ahí debe ir gran parte del esfuerzo de su gobierno, así como de los profesionales que pudieron estudiar en las Universidades nacionales.

Al referirse al panorama internacional, en especial a la crisis que afecta a Grecia, Cristina sostuvo que las imágenes que los medios de comunicación difunden desde el país helénico "son muy dolorosas para nosotros", porque son un calco de lo que atravesó la Argentina a fines del 2001 y el 2002.

La Presidenta volvió a enfatizar que "no se pueden aplicar las mismas medicinas que venían aplicando" a través de recetas de ajuste que repercuten en el trabajo de la gente y la evolución de la economía.

El Programa Nacional de Apoyo al Empresariado Joven cuenta con tres herramientas destinadas a jóvenes emprendedores: créditos a tasa cero; un programa por el cual las grandes empresas financian proyectos a cambio de impuestos; y capacitación gratuita en desarrollo emprendedor y plan de negocios en 120 ciudades del país.

El programa, impulsado por el Ministerio de Industria, dispone de más de 50 millones para el corriente año e incluye créditos a tasa cero sin garantía y que se devuelven en la medida en que el emprendimiento tenga resultados positivos.

También abarca a las grandes empresas que financian proyectos productivos de jóvenes empresarios, junto a la instrumentación de cursos de capacitación gratuitos para jóvenes de todo el país.

“Este programa de apoyo concreto a los jóvenes emprendedores es inédito en la historia del país” dijo Giorgi y agregó que “de las 140.000 empresas creadas desde 2004 a la fecha el 60 por ciento corresponde a jóvenes emprendedores y el 50 por ciento son mujeres”.

El Programa Capital Semilla, llevado adelante por la se