Nacionales

Giorgi negocia con Brasil por las trabas comerciales y Boudou opina que todo estará bien

Deborah Giorgi, ministra de Industria, detalló que Argentina defenderá sus puestos de trabajo en cualquier negociación de comercio mundial y Boudou manifestó que las trabas se van a resolver.
miércoles, 18 de mayo de 2011 · 00:00
Débora Giorgi, ministra de Industria, aseguró hoy que Argentina no va a encarar ninguna negociación que ponga en riesgo un solo puesto de trabajo nacional.

“No vamos a ser ingenuos y no vamos a ceder ni un palmo en ninguna negociación cuando veamos que se le puede anular el horizonte a una pyme o poner en peligro un solo puesto de trabajo”, dijo Giorgi durante la inauguración de una planta industrial.

Y agregó: “El mercado interno que construimos entre todos con políticas públicas activas también lo tenemos que defender entre todos”.

Giorgi inauguró hoy en Villa Urquiza la nueva planta industrial de una empresa fabricante de botones y accesorios para la moda que demandó una inversión de 1 millón de dólares y permitirá sustituir importaciones por 400.000 dólares anuales, aumentar las exportaciones y generar 30 nuevos puestos de trabajo.

La ministra negó cualquier tipo de tinte dramático en estas negociaciones al asegurar que “la real defensa de nuestro mercado interno no producirá problemas de relacionamiento con otros países, Argentina tiene la capacidad de negociar sentada a una mesa y exigiendo lo que exigen todos los países, y es que los acuerdos comerciales den beneficios a uno y otro lado de las fronteras, equilibrando valor agregado y trabajo”.

Al respecto el ministro de Economía, Amado Boudou, dijo que "el gobierno se ocupa de la crisis comercial con el Brasil" y sostuvo que "el conflicto se va a resolver como en otras oportunidades en las que hubo problemas con el país vecino".

En el mismo sentido, el asesor especial en asuntos exteriores de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, Marco Aurelio García, resaltó hoy la buena relación que existe entre su país y la Argentina.

"Nadie nos podrá hacer enojar con los hermanos", afirmó García, al referirse a las restricciones al comercio implementadas por Brasil a la importación de autos argentinos que se encuentran varados en la frontera.

En declaraciones al diario Valor, reproducidas por la agencia de noticias ANSA, García dijo que la única orientación de Rousseff sobre el tema "es preservar la buena relación establecida entre las dos presidentas".

Las disputas comerciales fueron objeto de declaraciones cruzadas, la semana pasada, por parte del ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel, y su par argentina, Débora Giorgi.

Pimentel negó que exista una crisis con Argentina, aunque aclaró que algunos productos brasileños demoran más que lo permitido -60 días- para ingresar a territorio argentino.

Cabe destacar que el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, se reunirá con su par brasileño Alessandro Texeira la próxima semana, según se acordó ayer en un encuentro entre Giorgi y el embajador de Brasil, Enio Cordeiro, en una fecha a definir para tratar la situación generada luego de que esa nación impusiera Licencias No Automáticas a la importación de autos y autopartes provenientes de Argentina y de otros países.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias