Nacionales

Horror: Firma constructora mandaba a asesinar a sus competidores

Cayó banda de cuatro sicarios asesinos, contratada por dos hermanos empresarios de la construcción que están prófugos.
miércoles, 04 de mayo de 2011 · 00:00
Sicarios tras las rejas. Luego de un gran operativo policial, ayer se logró detener a cuatro sujetos sospechados de integran una banda de secuestradores y asesinos por encargo.

A los sujetos se le atribuyen los homicidios de dos empresarios paraguayos del gremio de la construcción, cometidos en 2009, y un secuestro extorsivo. Aún resta dar con el paradero de dos hermanos que están acusados de ser quienes contrataron a la banda de sicarios y que permanecen prófugos, mientras que en los operativos fueron aprehendidas otras tres personas, cuya participación en la organización aún se investiga. Dos de los cuatro acusados de integrar la banda criminal ya estaban presos en un penal bonaerense.

Las detenciones fueron realizadas durante ocho allanamientos en las localidades de Escobar y Tristán Suárez por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza.

En los procedimientos se secuestraron cinco armas, municiones, cuatro autos, dieciocho teléfonos celulares y dos computadoras. La investigación que llevó al arresto de la banda comenzó el 20 de noviembre de 2009, cuando fue secuestrado y asesinado Adalides Silva Romero, de 41 años, un ciudadano paraguayo que se dedicaba a la construcción en countries, informó hoy el diario Crónica.

Silva Romero fue secuestrado cuando salía de su vivienda en su Peugeot 307 y sus captores le exigieron a la esposa 10.000 pesos y 5.000 dólares como rescate, aunque el pago no llegó a concretarse porque la víctima fue encontrada asesinada de un disparo en el cráneo cerca del puente Zárate-Campana. Los pesquisas comenzaron a investigar el teléfono desde el que se habían realizado las llamadas extorsivas, lo que derivó en una serie de escuchas telefónicas. Así pudieron determinar que poco antes, el 17 de octubre de 2009, también había sido asesinado el ex socio de Silva Romero, Domingo Irala Guzmán Fariña, de 32 años, paraguayo, en la localidad de Villa Centenario.

Fariña fue sorprendido por dos delincuentes cuando bajó de su camioneta frente a su vivienda. Los hombres le dijeron “te vamos a matar” y, aunque la víctima les ofreció dinero, los delincuentes le dispararon a quemarropa en el cráneo. Cuando ocurrió ese hecho, los investigadores creyeron que Fariña había sido víctima de un robo, pero las escuchas posteriores revelaron que, en realidad, se había tratado de un asesinato por encargo.

Según los investigadores, existen indicios que apuntan a dos hermanos, identificados por la policía como Reinaldo Rodrigo Pérez y Jorge Rafael Pérez, como los ideólogos de los crímenes. Ambos permanecen prófugos y son intensamente buscados por la policía y el fiscal federal de San Martín, Jorge Sica, a cargo de la causa.

De acuerdo a la información suministrada por las fuentes, los hermanos Pérez eran competidores en el rubro de la construcción de las víctimas paraguayas y habían perdido una licitación para construir en el barrio privado Nordelta, de Tigre, por un valor de un millón y medio de pesos mensuales.

Además, los investigadores sospechan que los hermanos le proporcionaban a bandas criminales información de los distintos propietarios de viviendas de los countries en los que trabajaban para que fueran asaltados o secuestrados. Las fuentes dijeron que la banda ahora detenida estuvo también vinculada con el secuestro extorsivo de un corredor de TC, Sebastián Abella, capturado el 10 de abril de 2010 en Escobar y liberado en el barrio porteño de Villa Lugano. Por ese hecho ya habían sido detenidos Mario David Castillo y Miguel Alberto Sabatino, quienes están alojados en la Unidad Penitenciaria 41, de Campana, y ahora quedaron también afectados a la causa por los homicidios.

Los otros dos detenidos fueron identificados por las fuentes como Nelson Efraín Castillo (42) y Marco Rodolfo Castillo (41).

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias