Nacionales

Una nena debió abortar luego que su tío la violara

La menor, de 11 años, se sometió a la operación autorizada por un juez, quien ordenó la detención del despreciable sujeto que podría recibir 20 años de cárcel.
viernes, 10 de junio de 2011 · 00:00
Un juez porteño autorizó el aborto a una niña de 11 años embarazada como consecuencia de la violación por parte de su tío, ordenó la detención del imputado y lo mandó a juicio oral por un delito que contempla penas de hasta 20 años de cárcel.

El juez de instrucción Eliseo Otero autorizó la interrupción del embarazo de la pequeña, que quedó encinta en octubre del año pasado pero que venía padeciendo abusos por parte del hermano de su madre desde que tenía nueve años.

“La dignidad de la mujer excluye que pueda considerársela como un mero instrumento y el consentimiento necesario para asumir cualquier obligación cobra en el caso especial relevancia ante un hecho de tanta trascendencia como dar vida a un nuevo ser, que afectará profundamente la suya en todo sentido”, dijo el juez en su resolución.

“No es posible exigirle a una niña, a la que aún en el sentido coloquial de la palabra cuesta asignarle el mote de ’mujer’ o ’madre’, llevar hasta el final la gestación de la persona por nacer al solo efecto de dar preeminencia al derecho a la vida, en palmario detrimento del derecho que tiene la joven al respeto a su integridad física, psíquica y sexual”, insistió el magistrado.

El aborto fue practicado el 17 de diciembre y la niña, que sobrellevó con éxito la operación, está actualmente contenida por un tratamiento psicológico, en tanto que el presunto violador quedó a disposición del tribunal oral número 22, que debe fijar fecha para el debate.

La causa 47.127 se inició a raíz de la denuncia de los padres de la niña cuando constataron que la pequeña, al 3 de diciembre pasado, llevaba “un tiempo de gestación de 8.5 semanas (dos meses y medio aproximadamente)”, y tanto ellos cuanto la menor manifestaron ante la justicia que no querían continuar con el embarazo.

“No quiero tener este hijo porque es de él y no lo quiero yo... lo que tengo en la panza yo no lo quiero, quiero que me lo saquen”, dijo la pequeña ante las psicólogas que la entrevistaron mediante el sistema de Cámara Gesell.

En el contexto del debate sobre los casos no punibles de aborto, el juez Otero advirtió que “es necesario evitar cualquier formalidad del sistema judicial que ocasione dilaciones innecesarias que pudieran frustrar los intereses en juego. Si los tiempos judiciales no se ajustan a los tiempos biológicos, entonces no habrá justicia”.

“No respondería a la idea de justicia el colocar a la menor en una situación en que deba poner a disposición la salud física y psíquica en su totalidad para mantener la vida de un individuo cuya gestación ella no consintió ni tuvo la posibilidad de consentir”, añade el fallo.

“Obligar a la víctima a soportar las consecuencias de un hecho de tal naturaleza es manifiestamente inexigible”, agregó Otero, al tiempo que advirtió que en caso de una negativa de la Justicia al aborto la niña “se verá obligada a recurrir a prácticas clandestinas para satisfacer el deseo de no seguir alimentando, a expensas de su propio cuerpo, la vida de un hijo no deseado”.

“Esos procedimientos se llevan a cabo al margen de la medicina curativa y de mínimos controles sobre condiciones de higiene e idoneidad de instituciones y profesionales, cuando por fortuna lo son, quienes lo llevan a cabo”, abunda el fallo.

En cambio con el aval judicial, “la niña contará con los medios que el Estado puede brindarle en la intervención, sin necesidad de recurrir a procedimiento que puedan poner en serio riesgo su vida”.

Otero autorizó el aborto después de recabar las opinionescoincidentes de una psicóloga y un ginecólogo del Cuerpo Médico Forense, una evaluación “interdisciplinaria psiquiátrica ypsicológica”, el informe socio-ambiental de la familia (de origen boliviano) y de la defensora de Menores, que representó los intereses de la pequeña en el expediente, más allá de sus padres.

La causa se inició el 3 de diciembre, el 14 el juez dictó la autorización, tre

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias