Nacionales

Con una dura confesión, Cristina promulgó la Ley antitabaco

La Presidenta confesó que perdió un hijo y que no supo si tuvo que ver o no con el hecho de que en ese entonces fumaba. Emocionada, calificó a este hecho como 'histórico'.
lunes, 13 de junio de 2011 · 00:00
Una norma justa entra en vigencia en manos de la actual Presidenta: La ley antitabaco. Odiada por algunos, ansiada por otros, hoy fue  promulgada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y había sido sancionada por el Congreso de la Nación.

La jefa de Estado explicó que en la iniciativa "hay respeto, más allá de la cuestión de salud, que es la más importante. El respeto al otro, de no hacerlo fumar si no quiere. De respeto al prójimo".

En otro orden, explicó que "no había una situación económica, afortunadamente la mayoría de la producción se exporta. No estamos atacando ninguna actividad económica, no se pierde ningún puesto de trabajo en la Argentina".

Confesión. "Yo fumaba 2 atados de cigarrillos por día y mi compañero llegó a fumar 4. La familia venía mal. La primera que dejó de fumar fue Alicia", comenzó diciendo Cristina.

"Yo perdí un varón en el año 1984 y después intenté durante cinco años volver a quedar embarazada. Dejé de fumar en 1988 y meses después quedé embarazada de mi hija Florencia. No sé si habrá tenido que ver, pero está en la estadística de probabilidades", confió la mandataria en el Salón de Mujeres Argentinas de Casa Rosada.

Y agregó: "Nunca más volví a fumar. Y cuatro años más tarde dejó de fumar él (Néstor Kirchner)", contó la Presidenta.

"Siempre que me he propuesto un objetivo nunca me he doblegado", remarcó Cristina.

Por su parte, el ministro de Salud, Juan Manzur, señaló que "hoy es un día de júbilo para la salud en la República Argentina.

Con la sanción y promulgación de la Ley Nacional N° 24.044 de Control del Tabaco, los argentinos estamos ganando calidad de vida, pero lo que es más importante, estamos generando mejores condiciones para el desarrollo saludable de las futuras generaciones".

"Ninguna otra medida podía ser más costo-efectiva para evitar enfermedad y muerte en nuestro país que poner límites al consumo de tabaco, ese enemigo declarado de nuestro pueblo", sostuvo.

Agregó que "esta norma es fruto del trabajo persistente del Ministerio de Salud de la Nación, claramente intensificado desde 2003, en el inicio de nuestro proyecto político. También es producto de un accionar militante de decenas de organizaciones sociales y de sociedades científicas que batallaron para concientizar a la comunidad sobre los efectos nocivos del consumo del tabaco".

"También es hija del esfuerzo de legisladores consustanciados con una causa sanitaria impostergable, como lo es evitar que 40 mil argentinos al año sigan muriendo por el consumo de tabaco, y que otros 6 mil fallezcan por respirar el humo ajeno", indicó.

Acompañaron a la jefa de Estado en la ceremonia el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Salud, Juan Manzur, y los integrantes de la fórmula porteña del kirchnerismo, el senador Daniel Filmus y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

El pasado 1 de junio, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad y convirtió en ley el proyecto que regula la venta y publicidad de cigarrillos en todo el país, y que prohíbe de forma total fumar en ambientes públicos y lugares de trabajo.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias