Nacionales - 10 fundamentos de la causa

Las claves del caso Noble: El ADN de Marcela y Felipe ya tiene fecha

La toma de muestras de ADN de Felipe y Marcela Noble Herrera será el 24 de junio a las 9 en Banco Nacional de Datos Genéticos del Hospital Durand.
miércoles, 22 de junio de 2011 · 00:00
Este caso apasionante para algunos, muy cuestionado por otros suma novedades. Hoy la sra. Sandra Arroyo Salgado, jueza intervinientes de San Isidro,  ordenó que la toma de muestras de ADN de Felipe y Marcela Noble Herrera sea realizada el próximo viernes 24 de junio a las 9 en Banco Nacional de Datos Genéticos del Hospital Durand. Se tomarán muestras de sangre y saliva. 

Debido a la presentación voluntaria de un escrito de la defensa de los hijos de Ernestina Herrera de Noble, donde se manifestaba la disposición a que se le tomen muestras de ADN y se cotejen con toda el registro del BNDG, la magistrada tomó dicha decisión.

"La toma de muestras a la que ahora se ofrecen los terceros interesados es independiente de toda contingencia que pueda derivar de las medidas que –eventualmente- corresponda ejecutar", sostuvo la magistrada en su fallo.

Además, en el fallo, la jueza intimó a los abogados Roxana Piña, Horacio Silva, Alejandro Carrió e Ignacio Padilla a que precisen, de manera concreta y fundamentada" cuáles fueron los supuestos "ataques inenarrables" que denunciaron en el escrito presentado.

En esta nota te damos un compendio de los aspectos principales de la causa de cara al proceso que se avecina. Aquí, los 10 puntos principales a tener en cuenta:

1) La investigación judicial comenzó en el 2001 cuando la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, presentó una querella penal contra la dueña del Grupo Clarín, por "supresión de identidad y presunta falsedad de datos filiatorios" de sus hijos adoptivos Marcela y Felipe.

2) El 17 de diciembre de 2002 Ernestina estuvo presa durante 66 horas. La decisión la tomó el por entonces juez de la causa, Roberto Marquevich. Este luego fue a juicio político y desplazado. La empresaria, liberada.

3) La adulteración de los expedientes de adopción y la fecha en que fueron adoptados Marcela y Felipe (entre mayo y junio de 1976) son los dos elementos que abren la sospecha de que los hijos adoptivos de la dueña de Clarín podrían ser hijos de desaparecidos.

4) El expediente pasó a manos de Conrado Bergesio, a cargo del juzgado federal Nº2 de San Isidro. Este juez tuvo la causa hasta el 29 de abril de 2010. Fue removido por la Cámara Federal de San Martín, a pedido de la fiscal federal Rita Molina, quien consideró que Bergesio había dilatado innecesariamente la instrucción. La causa pasó a manos de Sandra Arroyo Salgado, titular del juzgado federal Nº1 de San Isidro.

5) Hace falta un análisis de histocompatibilidad entre el material genético de Marcela y Felipe y las 400 muestras de familiares de desaparecidos que se encuentran a resguardo en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG). Por ley, el análisis debe hacerse allí.

6) Los hijos de Ernestina Noble Herrera se sacaron sangre voluntariamente en el Cuerpo Médico Forense, que depende del Poder Judicial. Lo hicieron con la condición de que ese material sólo se cotejara con las dos familias reclamantes y que la pericia tuviera lugar allí, ya que consideran que el BNDG, al pertenecer al Poder Ejecutivo, no les ofrece garantías. Al día siguiente, el juez Bergesio realizó dos allanamientos en los domicilios de los jóvenes e incautó prendas íntimas.

7) El año pasado en abril, los hermanos hablaron por TV y denunciaron una "persecución" por parte del Gobierno nacional. Abuelas culpó a Ernestina de "llevar a sus hijos a esta mortificación". Las prendas obtenidas por la Justicia volvieron a fracasar. Comenzaron los pedidos para obtener nuevas muestras. Con los pedidos, también llegaron las apelaciones.

8) La Corte Suprema iba a resolver si los hijos de la dueña de Clarín debían dar nuevas muestras. Pero Marcela y Felipe se adelantaron y notificaron que están dispuestos a hacerlo para terminar con el asunto.

9) La medida tomó por sorpresa al Gobierno nacional y los organismos de Derechos Humanos. Temen una estrategia

Otras Noticias