Nacionales

La CGT y su malestar por su escasa participación en las listas

Luego del cierre de las listas, el mundo sindical quedó marginado de las nóminas del Frente para la Victoria. Sólo dos sindicalistas aparecen en la lista del FpV bonaerense y uno es del sector de Moyano.
lunes, 27 de junio de 2011 · 00:00
El líder cegetista nunca pudo imaginar que apenas tendría un lugar para gente de su confianza.
Pero así pasó. Tras el cierre de las listas, los referentes de la organización expresaron su malestar con el término de "calentura".

De acuerdo a lo que trascendió, el primero en bajarse fue el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, que figuraba en el segundo lugar de la lista de diputados en Santa Fe, en las negociaciones preliminares. Pero cuando la lista volvió de Buenos Aires, el dirigente había sido bajado al sexto lugar, ante lo cual optó por bajarse, previo hacerle oír a Moyano su rezongo.

Asimismo, algo similar ocurrió con  Julio Piumato, el gremialista judicial y kirchnerista furioso que fue “relegado” en la lista porteña al sexto lugar, por lo que optó por hacerse a un costado.

Los dos elegidos. En el cuarto lugar de la lista bonaerense figura Carlos Gdansky, de la UOM, quien no es del sector de Moyano, y en el séptimo lugar Facundo Moyano, el hijo del líder cegetista.

Debido a esta situación, el titular del Sindicato de Peones de Taxis y secretario Gremial de la CGT, Omar Viviani, salió a hablar y admitió cierto malestar en la central obrera por la composición de las listas legislativas del oficialismo, aunque aclaró que no se sienten “castigados ni relegados”.

Viviani admitió que los sindicalistas tenían “otra expectativa de que algunos compañeros más integren las listas. Lamentablemente eso no se dio. De diputado nacional entró un solo compañero, y de diputado provincial también. Esto a muchos muchachos no les gustó, porque incluso a algunos otros compañeros que estaban números dos o tres en listas de provincias los han dejado afuera”.

En declaraciones a radio La Red, aclaró que esto no plantea un escenario de ruptura, aunque admitió que “estamos calientes”.

“Tampoco por una calentura vamos a actuar. Vamos a hacer un análisis para saber lo que pasó”, indicó Viviani, reconociendo que “todos terminan calientes a veces en una lista”.

Tensión y desmentida

El clima de roces entre el gobierno y la CGT viene hace rato pero se plasmó el sábado con la confección de las listas. De acuerdo a trascendidos, Moyano amagó con no concurrir a la quinta de Olivos cuando Cristina anunció a su compañero de fórmula, el actual ministro de Economía, Amado Boudou. “Muchachos, nos cagaron”, se le oyó decir al camionero.

Pero la calentura cegetista fue desmentida por Aníbal Fernández. Ayer, el jefe de Gabinete y ahora candidato a senador por la provincia de Buenos Aires, desmintió que Moyano se haya quejado por el armado político del kirchnerismo.

Fernández esbozó no haberlo visto “disgustado” a Moyano, pese a que la central obrera sólo obtuvo dos postulantes al Poder Legislativo nacional para las próximas elecciones de parte del Frente para la Victoria en la poderosa provincia de Buenos Aires. Además, sostuvo que el líder de la CGT quedó “muy contento” con la designación de Boudou.

“No he visto nada que me hiciera pensar que estaba disgustado por algo. A mí no me dijo una sola palabra (en ese sentido) y yo tengo muy buena relación con Hugo”, respondió Fernández al ser consultado sobre el estado de ánimo del jefe sindical luego de que la CGT obtuviera del kirchnerismo sólo dos lugares en la lista de diputados. Veremos cuáles serán las repercusiones...

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias