Nacionales

Mercosur: Dilma y Cristina buscan fortalecer el bloque

Analizarán la suba del Arancel Externo Común para proteger las industrias nacionales. Destacan las buenas relaciones comerciales.
viernes, 29 de julio de 2011 · 00:00

La presidenta Cristina Fernández y su par de Brasil, Dilma Rousseff, mantendrán hoy una estratégica reunión para la actualidad del Mercosur, en la sede del gobierno brasileño, el Planalto. La importancia de la cumbre está dada por el contexto económico de la región y del mundo, sobre todo por la revaluación de la moneda brasileña ante el dólar cada vez más débil.
El valor del real frente al dólar está haciendo perder competividad a las empresas del socio mayor del bloque, que además ve cómo su saldo comercial se sigue debilitando ante el ingreso masivo de productos de origen chino. En la reunión con Cristina, Rousseff ratificará la propuesta de Brasil de implementar una medida proteccionista contra las importaciones extra Mercosur: se trata de la suba del Arancel Externo Común (AEC) a 100 posiciones arancelarias que, en su gran mayoría, provienen de países industrializados y en agresiva expansión, como China.

Cristina y Dilma conversarán sobre las medidas que están aplicando ambos gobiernos para proteger a sus países de la volatilidad de la situación económica mundial. El miércoles, la administración de Rousseff decidió pasar a la acción para frenar la constante caída del dólar:
se anunció que el Estado comenzará a cobrar un impuesto del 1% sobre las especulaciones en los mercados a futuro que superen los 10 millones de dólares. El efecto inmediato del flamante Impuesto sobre las Operaciones Financieras (IOF) brasileño fue una revaluación del dólar (o una devaluación del real) del 1,3% en un día. Los efectos de la medida enseguida pusieron en alerta a las empresas argentinas que se ven favorecidas por la diferencia cambiaria con Brasil.
 
Este panorama será evaluado en la reunión bilateral entre ambas mandatarias, programada para hoy a las 11 en el Planalto. La situación será analizada en detalle por los funcionarios que acompañarán a las dos jefas de Estado. Junto a Cristina estará el canciller, Héctor Timerman; la ministra de Industria, Débora Giorgi; y el secretario de Comercio Internacional de la Cancillería, Luis María Kreckler. Acompañarán a Dilma el canciller de Brasil, Antonio Patriota, y el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel. Giorgi y Pimentel se conocen bastante. Fueron los encargados de descomprimir la tensión que produjo la decisión de imponer licencias no automáticas a ambos lados de la frontera: la Argentina trabó la llegada de alimentos, Brasil frenó el ingreso de autos y autopartes.

Patriota dijo que las tensiones eran algo natural cuando dos países mantienen una relación comercial “tan intensa” como Brasil y la Argentina. “Es una relación de importancia estratégica”, señaló. El intercambio comercial entre ambos países alcanzó los 33 mil millones de dólares en 2010. La ronda de reuniones en el Planalto seguirá con un almuerzo en Itamaraty, sede de la Cancillería, y más tarde, con la inauguración de la nueva embajada argentina en Brasilia. Tras el almuerzo, está prevista la creación de un Consejo Empresarial, compuesto por “líderes empresariales” de ambos países, con el objetivo de salir a buscar mercados en terceros países.