Nacionales - Juicio por encubrimiento

Crimen de Belsunce: Bártoli fue complicado con más cargos

Se lo acusa de haber movido su cuerpo y ordenado la limpieza de la escena del crimen. El próximo martes será la próxima audiencia del juicio. Las palabras de Bártoli en un video.
miércoles, 06 de julio de 2011 · 00:00
Un caso con aristas insospechadas, suma nuevos cargos. Ahora el más complicado es Guillermo Bártoli, cuñado de María Marta García Belsunce, quien quedó acusado hoy de nuevos hechos de encubrimiento del crimen.

Los hechos de los cuales se lo señalan responsable es de haber cambiado su ropa, movido el cuerpo de la víctima y haber ordenado la limpieza de la casa y que se tirara un pantalón manchado con sangre.

El pedido fue presentado por la fiscalía y aceptado por el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de San Isidro, que suspendió el juicio hasta el martes.

Tras retirarse del tribunal, Bártoli afirmó que siente que los fiscales lo quieren "colgar en la plaza pública". "Esto pasa porque no hay ninguna prueba en contra mía y las están inventando. Los fiscales se quieren limpiar el culo entre ellos, perdón que lo diga así", declaró a la prensa entre lágrimas.

“Los fiscales nos están mintiendo en la cara a nosotros, a los jueces y a ustedes (por la prensa)", agregó.





Acusaciones. La fiscal Syseskind apuntó contra el familiar, diciendo: "El 27 de octubre de 2002, a las 19.07, Bártoli se hallaba presente en el interior del domicilio que habitaba el matrimonio Carrascosa y, en circunstancias en que Carrascosa llamaba a OSDE, Bártoli, junto al viudo y una mujer que a la fecha no ha podido individualizarse, procedió a alterar el escenario de los hechos y a la manipulación del cuerpo".

La fiscal explicó que esto surge del peritaje de voz realizado por Gendarmería Nacional sobre esa llamada, la cual ya fue escuchada en el juicio e incorporada como prueba.

Los testimonios que se vienen. Las citaciones que estaban previstas para esta semana quedarán para la próxima. Declararán dos policías que para la época del crimen trabajaban en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Pilar, Cristian Magnoli y Diego Godoy.

Estos dos efectivos concurrieron el 30 de octubre de 2002, tres días después del crimen, a la casa de la víctima para tomarle una declaración testimonial al viudo Carlos Carrascosa.

Además, deben declarar Eduardo Canedi, jefe de los vigiladores del country, y Miguel Angel Spiccia, presidente de la empresa "Cazadores" que daba seguridad al barrio, a quienes se consultará sobre si hubo movimiento sospechosos el día del crimen.

Ambos estaban, además, al tanto de los robos que había en Carmel y vigilaban especialmente al vecino Nicolás Pachelo, quien en el juicio a Carrascosa fue señalado por el viudo y su defensa por su posible participación en el hecho, algo que nunca se pudo probar.

En este juicio están imputados Guillermo Bártoli, cuñado de la víctima; Horacio García Belsunce (h) y John Hurtig, hermanos; al vecino Sergio Binello, al médico Juan Gauvry Gordon y a la masajista Beatriz Michelini.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias