Nacionales - Veda electoral

A pesar de las críticas opositoras, Cristina sigue destacando las bondades del modelo

"Mientras el mundo continúa en caída libre, la Argentina aquí está parada de pie, con el mejor salario mínimo de América Latina y pagando su deuda” dijo Cristina en un acto.
viernes, 5 de agosto de 2011 · 00:00
A pesar de los fuertes cuestionamientos que estos días en todos los medios fueron disparados por referentes de la oposición, la presidenta parece estar ajena a la veda electoral y sigue hablando con cierto tono de campaña.

En medio del marco de un acto por el 146º aniversario de la ciudad bonaerense de Chacabuco y de la 38ª edición de la Fiesta Nacional del Maíz, a presidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue destancando los logros de su gestión.

Para comenzar, Cristina agradeció al pueblo de Chacabuco “el afecto que siempre supo dispensar, junto al respeto que no es incompatible al cariño”, y también saludó a los presentes por la Fiesta Nacional del Maíz, y destacó que Argentina es el segundo exportador mundial de esa materia prima.

En ese sentido, dijo: “Superamos las 100 millones de toneladas de granos este año, y yo les digo que vamos por más. Vamos por 200 millones de toneladas en el 2020, porque este es el modelo que se caracteriza por haber hecho batir récord a todos los sectores de la economía”.

“Yo defino (al modelo kirchnerista) como el modelo económico político cultural y social que ha permitido el crecimiento más importante que se tenga memoria”, señaló Cristina.

Argentina, burbuja atemporal. En alusión a la crisis financiera internacional, opinó que el mundo “hoy continúa en caída libre sin saber cuándo va a parar. En aquel 2009 muchos preanunciaban el desastre y aquí está la Argentina, parada y de pie, con el mejor salario mínimo de América latina y pagando su deuda”.

“Hoy tenemos el orgullo de decir, en un mundo que parece desplomarse en un default universal, que nuestra relación PBI con deuda (pública) nos ubica entre los primeros países del mundo, menos del 30%”, resaltó.

La Presidenta consideró que “ahora esta Argentina que ha crecido de una manera increíble tiene el gran desafío: agregar valor en origen a nuestros productos primarios”, y reiteró el concepto de “ruralidad industrial, que sea en los pueblos del interior donde se producen las materias primas donde se les agregue valor, para que los chicos tengan un futuro en su propio pueblo”.

Asimismo, indicó que de esta manera se incrementará el PBI y se generará más riqueza, y llamó a que el productor se asocie con las Pymes “a lo largo y a lo ancho del país participe de la cadena y con mayor grado de rentabilidad”.

Como una meta a futuro, la jefa de estado remarcó: “No sólo es posible sino que tenemos la obligación de hacerlo para profundizar el modelo”.

Cristina explicó que antes de arribar a Chacabuco se reunió con las autoridades de la compañía brasileña Camargo Correa, quienes le anunciaron “inversiones de aquí a 2014 por 404 millones de dólares, que les permitirá producir 900.000 toneladas más de cemento”.

“No perdamos el tiempo en pelear, perdamos esa manía de enfrentarnos, no cuenten conmigo para dividir a los argentinos”, concluyó.

La Presidenta estuvo acompañada por el gobernador bonaerense y candidato al a reelección, Daniel Scioli, y su compañero de fórmula, Gabriel Mariotto, así como por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, entre otras autoridades.

Otras Noticias