Nacionales

Fue desestimada la denuncia contra Madres por financiar campaña K

Jorge Di Lello,fiscal federal, no hizo lugar hoy a una denuncia electoral contra la asociación de Derechos Humanos por supuesto financiamiento a una campaña política del Frente para la Victoria.
lunes, 19 de septiembre de 2011 · 00:00
La intención de Sergio Schoklender de "ensuciar" a la Fundación Plaza de Mayo, había quedado plasmada en una denuncia de contra Hebe de Bonafini. La misma daba cuenta de un supuesto financiamiento por parte de la entidad a la campaña política del Frente para la Victoria.

Pero hoy, el fiscal federal Jorge Di Lello desestimó la denuncia electoral contra las Madres de Plaza de Mayo, descartando la participación economica de dicho organismo en una promoción proselitista kirchnerista.

Cabe destacar que la denuncia se había iniciado luego de los dichos del ex apoderado de la Fundación de las Madres, Sergio Schoklender, quien aseguró que la entidad que dirige Hebe de Bonafini aportó un millón y medio de pesos a la campaña política en la Ciudad del ministro de Economía, Amado Boudou, y del subsecretario de Obras Públicas, Abel Fatala.
 
Por lo tanto, la causa por presunto "delito electoral" fue archivada por falta de impulso. El ex apoderado de las Madres, investigado por presunto desvío de fondos públicos de la entidad destinados a la construcción de viviendas sociales, hizo su denuncia la semana pasada ante un grupo de diputados opositores que lo llevaron al Congreso.

Aprovechando ese ámbito dijo que las Madres financiaron gastos de campaña de Cristina Fernández de Kirchner y del ministro de economía Amado Boudou y el subsecretario de obras públicas, Abel Fatala, que estuvieron nominados como precandidatos a jefe y subjefe de gobierno porteño, pagando afiches y folletería.

La existencia de un presunto "delito electoral" fue denunciada luego ante la justicia por el abogado Ricardo Monner Sans, en base a la versión periodística de los dichos de Schoklender, expediente que recayó en el juez federal Norberto Oyarbide.

En su dictamen, Di Lello consideró que las Madres no cometieron delito electoral porque las impresiones se realizaron fuera de los plazos previstos para una campaña y que los documentos que entregó Schoklender no aportan información concreta para iniciar una causa.

El fiscal sostuvo además que los remitos de impresión de folletería y afiches llevados por Schoklender al juez Oyarbide no contienen montos, no identifican lugares de entrega y muchos de ellos son manuscritos.

DYN/NA

Otras Noticias