Nacionales - Habría habido una pelea

Polémica: La hija de Hebe renunció a la Fundación Madres

Habría tenido una fuerte discusión por temas administrativos relacionados con la fundación y así Alejandra Bonafini dejó su puesto en la entidad. Oyarbide investiga su patrimonio.
miércoles, 28 de septiembre de 2011 · 00:00
Dia a día se suman condimentos a una historia que parece mantener blindado el prestigio del gobierno, pero que toca a una de sus grandes mimadas: Hebe de Bonafini.

Tras estallar el escándalo de Sergio Schoklender, Alejandra había asumido como apoderada de la Fundación. Su bajísimo perfil y su estilo austero parecían contrastar con la fastuosa vida del ex apoderado. 

Con poco tiempo de ejercicio en sus funciones como apoderada, el juez Oyarbide la sumó a la lista de los acusados por irregularidades en el manejo de los fondos públicos que recibía la entidad. El magistrado investiga de dónde salió el dinero con el que compró el departamento que le vendió a Meldorek, la empresa de Schoklender que construía viviendas con las Madres.

Pelea y renuncia. Según trascendió, Hebe de Bonafini mantuvo una fuerte discusión con su hija María Alejandra el vienes pasado en la sede de la fundación por el retraso en el pago de las obras de vivienda que realiza Madres de Plaza de Mayo a través del programa Sueños Compartidos en la provincia de Chaco.

Al parecer, María Alejandra pretendía organizar una protesta por un supuesto retraso en el pago de fondos por parte del gobierno nacional, pero su madre y titular de la fundación se negó rotundamente.

La hija de Bonafini abandonó su cargo el viernes pasado, aunque aún no presentó su renuncia formalmente. En su lugar, estaría Sergio Gandolfo, ex asociado Sergio Schoklender y ex abogado de su hermano Pablo.

María Alejandra tiene 45 años, no tiene hijos y vive sola en La Plata, aunque en las últimas semanas estuvo instalada en Buenos Aires para administrar la fundación, según declaró en una entrevista con Perfil.

Hasta convertirse en apoderada, colaboraba con la revista de Sueños Compartidos, el programa de viviendas sociales de las Madres, de donde se sospecha que se desviaron fondos. Es empleada de la planta permanente del Ministerio de Desarrollo Social bonaerense y trabaja en relación de dependencia con la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Alejandra dijo, apenas conocido el escándalo, que el estilo de vida de Schoklender le generaba sospechas; no obstante, hizo al menos un negocio con él: una escritura que se conoció esta semana prueba que le vendió a la empresa Meldorek (que es de Schoklender aunque él pretendió negarlo) un departamento a un precio que la Justicia encuentra sospechosamente bajo.

"No entiendo lo que pasó. Mi mamá lo quería como a un hijo y el hijo de Sergio le dice abuela a ella", dijo Alejandra en una entrevista. "Yo veía cosas raras y le decía a mi mamá que me llamaba la atención cómo vivía Sergio y los viajes que hacía -afirmó-, pero por el amor de madre, ella no se daba cuenta, decía que era una persona que trabajaba y le iba bien."

La hija de Hebe hizo su primera aparición pública en 2001, cuando denunció que dos hombres entraron en su casa, la golpearon, intentaron violarla y le apagaron cigarrillos en los brazos. Su foto mostrando las heridas salió entonces en los diarios.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias