Nacionales

El gobierno se comprometió a terminar las viviendas de Madres

El ministro de Planificación aseguró que se garantizará la finalización de todos los emprendimientos de Sueños Compartidos en ejecución.
viernes, 30 de septiembre de 2011 · 00:00
Reveló que el ex apoderado buscaba iniciar nuevas obras para “cubrir agujeros”.

Vamos a concluir las obras que están comprometidas, con los saldos restantes que están comprometidos.” El ministro de Planificación, Julio De Vido, ratificó ayer que el gobierno garantizará la finalización de todos los emprendimientos de viviendas del programa Sueños Compartidos que están en ejecución. “Las Madres son intocables, no se pueden manchar”, subrayó De Vido, quien anoche compartió el estrado con la presidenta en la inauguración del Museo del Libro, realizado en la Biblioteca Nacional.
En relación con la responsabilidad de Sergio Schoklender, De Vido dijo que el secretario de Obras Públicas, José López, “le cortó el pedal” al ex apoderado de la Fundación, y que allí comenzó la “reacción de Schoklender con el ingeniero López”.
De Vido hizo sus declaraciones en el programa Ciudad Goti K, de Jorge Rial en La Red. “Lo que pasó fue triste, lamentable. Hubo una defraudación del apoderado de una entidad hacia la entidad. Nosotros en su momento vimos esa situación y por eso esa reacción que ha tenido Schoklender con el ingeniero López. Porque (López) es el que dice ‘no hay más recursos’, porque las obras tienen todo el avance representativo de lo invertido, a partir de cada una de las jurisdicciones (por las provincias o municipios), y no podemos iniciar nuevos planes. Ahí es donde se cortó el giro que tenía este hombre y saltó el fraude hecho a la Asociación”, fue la frase completa de De Vido ante la pregunta del conductor, como se puede comprobar en el sitio de Internet de la emisora.
En la misma respuesta, el funcionario retomó el argumento que ya había planteado en el programa 6,7,8 de Canal 7. Que Schoklender todo el tiempo intentaba iniciar nuevos emprendimientos de viviendas para cobrar anticipos que le permitieran tapar agujeros y baches financieros que podían paralizar la construcción de las obras en ejecución. “Si yo anticipo para otra obra lo que voy a lograr es que con ese anticipo se tapen los pozos de la problemática en la que se encuentran las Madres. En mi barrio decían que le cortó el pedal”, aseguró ayer De Vido. En aquella participación en 6,7,8, el funcionario había puesto el acento sobre la “bicicleta financiera” que, en su opinión, subyace en toda la operatoria de Schoklender. “Al no seguir avanzando se pone en evidencia el fraude y el desfalco que él había cometido con las Madres”, dijo allí.
Las declaraciones de ayer de De Vido fueron interpretadas por algunos medios como un reconocimiento de que el gobierno conocía de antemano las irregularidades que se estaban cometiendo en Sueños Compartidos. Anoche, en el programa de televisión Con voz propia, de Gustavo Sylvestre, De Vido objetó esa interpretación e insistió en que López decidió no aprobar el inicio de nuevos emprendimientos porque había comprobado que Schoklender no tenía capacidad como para seguir expandiendo su estructura por todo el país.
Consultados por Tiempo Argentino, desde la cartera de De Vido profundizaron esa explicación. “Era una actitud permanente de Schoklender. Todo el tiempo quería iniciar obras nuevas, pero no le daba para iniciar obras nuevas. En ese momento nosotros no sabíamos que había una irregularidad. Lo que sí estaba claro era que el tipo necesitaba expandirse porque se gastaba los anticipos o los manejaba mal, y entonces no podía tapar los agujeros, salvo que abriera nuevas obras”, se explayó en diálogo con este medio un funcionario del área de Planificación.
La mejor prueba de la “bicicleta financiera” que caracterizó a la misión Sueños Compartidos es el estado inconcluso del complejo de 340 viviendas de Los Piletones (Villa Soldati), cuyo financiamiento dependía del gobierno de la Ciudad, a través de la Corporación del Sur. Como publicó Tiempo hace 15 días, la Fundación Madres de Plaza de Mayo recibió de la Corporación del Sur un sospechoso pago adelantado por el 100% del presupuesto (un total de 29.749.492 pesos), cuando el certificado de obra de junio de 2011 indica qu