Nacionales

De Narváez ya piensa una estrategia sin Alfonsín para pelear la provincia

El candidato a gobernador bonaerense por la UDESO reclamó a la UCR que defina si mantiene el respaldo a la postulación de Ricardito. Mientras tanto, evita nacionalizar la campaña.
domingo, 04 de septiembre de 2011 · 00:00
El candidato a gobernador bonaerense de la UDESO, Francisco de Narváez, parece cerca de una crisis. Ayer viajó a San Luis para saludar a los hermanos Rodríguez Saá por la muerte de su madre y circuló la versión de que un acuerdo informal con los puntanos estaba en marcha.

Además, el “Colorado” les dio un ultimátum a sus socios radicales, y les pidió que definan “lo antes posible” su apoyo a su socio y candidato presidencial Ricardo Alfonsín, luego que desde Mendoza varios dirigentes del centenario partido impulsaran el corte de boleta para las elecciones nacionales.

De Narváez continuó ayer la planificación de su campaña a gobernador, pero su atención estuvo puesta en el Comité Nacional del radicalismo. En Unión Celeste y Blanco, el partido que lidera el empresario, temen que la interna radical termine de limar las posibilidades del “Colorado” en su carrera hacia La Plata. La señal de alarma la encendió la bajísima performance de Ricardo Alfonsín en el territorio bonaerense, donde el radical obtuvo el 10,92% de los votos, contra el 16,72% del empresario.

El “Colorado” viajó a San Luis para acompañar a Alberto y Adolfo Rodríguez Saá en el velatorio de su madre. “Fue un gesto personal de Francisco. Igual que cuando visitó la Casa Rosada para despedirse de Néstor Kirchner”, dijeron los allegados del empresario. Lo cierto es que hubo un acercamiento para comenzar a trabajar en una alianza informal rumbo a octubre. En las Cañitas, donde De Narváez tiene su comando general, piensan que uno de los grandes errores de la campaña fue nacionalizarla. “El 14 de agosto criticó más a Cristina que Alfonsín”, dijeron.

“Vamos a provincializar la campaña”, declaró el viernes Daniel Amoroso, y por eso en los 50 días que restan hasta octubre será complicado ver a Alfonsín y De Narváez juntos.

En el denarvaísmo también creen que así como en la Nación no se destacó un claro segundo puesto, sí lo hubo en la provincia. Por eso especulan con convencer tanto a Eduardo Duhalde como a Alberto Rodríguez Saá de que bajen las postulaciones de Eduardo Amadeo y de Adolfo Rodríguez Saá para fortalecer al empresario. La ley de partidos políticos impide presentar nuevas alianzas después de las elecciones primarias y por eso, de concretarse el acuerdo, debería ser informal.

El viernes, De Narváez había cuestionado a los radicales por criticar “descarnadamente” al diputado nacional y ayer alzó su voz nuevamente. “El partido radical tiene que alinear las filas y definir si está o no está apoyando a su candidato a presidente”, y deslizó una advertencia: “El partido debería definir su posición política y sugiero que lo haga lo antes posible.”

En Unión Celeste y Blanco no quieren quedar “pegados”: si el radicalismo llama masivamente a cortar boleta a escala nacional, sus socios impulsarán la misma estrategia. Aunque habría otra posibilidad: que Ricardo Alfonsín baje su candidatura presidencial, acorralado por sus correligionarios y por sus socios. Eso facilitaría la alianza informal con Rodríguez Saá. Algunos memoriosos recuerdan que, hace poco más de un año, cuando soñaba con postularse a la presidencia, De Narváez visitó San Luis y que el empresario fue recibido con alfombra roja por “El Alberto”.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias