Nacionales

Crimen de las turistas francesas: Se vienen importantes revelaciones

Los resultados en los exámenes de ADN arrojaron novedades en la causa que investiga el asesinato ocurrido el 29 de julio de Cassandre Bouvier y Houria Moumni.
viernes, 9 de septiembre de 2011 · 00:00
Una causa que impactó no sólo aquí sino internacionalmente, a la que parecen sumarse nuevos elementos para determinar finalmente la responsabilidad de semejante atrocidad.

Este viernes se difundió a la AFP que una fuente judicial habría informado que existe "un resultado importante". Este nuevo dato fue resultado de lo que arrojaron los exámenes de ADN por el crimen de las dos turistas francesas, asesinadas y violadas en Salta en julio, y por el que hay tres sospechosos detenidos.
 
El vocero judicial del distrito Marcelo Báez, dijo en relación al tema que "el juez (de la causa, Martín Pérez) dijo que el resultado (de la prueba) es importante",y luego se abstuvo de dar más detalles al señalar que, el lunes, el magistrado comunicará primero a los detenidos el contenido del informe de laboratorio.

Pérez había dicho el domingo pasado a una radio de Buenos Aires que "los resultados de estos análisis que estoy por recibir podrían determinar qué grado de participación tuvieron estas tres personas en el hecho concretamente".

Los cuerpos de Cassandre Bouvier (29 años) y Houria Moumni (24) fueron hallados el 29 de julio baleados y con signos de violencia sexual en el paseo turístico Quebrada San Lorenzo, a 12 km de la capital de Salta.

Los tres detenidos, Gustavo Lasi (24 años), Daniel Vilte (23) y Santos Vera (37), son considerados por el juez como los principales sospechosos de haber cometido el asesinato a mediados de julio y pesan sobre ellos "imputaciones directas", según explicó.

Una primera prueba de ADN había establecido en agosto pasado que una muestra de semen hallada en el cuerpo de Moumni pertenece a Lasi, quien durante la reconstrucción del crimen realizada días atrás admitió el abuso sexual.

Lasi, un guía turístico ocasional, incriminó a Vilte y Vera de abordar a las jóvenes, violarlas y obligarlo a él a hacer lo propio a punta de pistola, según relataron fuentes de la investigación.

Tras el crimen, el joven le regaló una cámara de fotos y un teléfono móvil de las francesas a su novia, María Fernanda Cañizares (23), implicada por encubrimiento, pero en libertad.