Nacionales - Bonafini niega todo

Schoklender dice que Hebe aportó a la campaña K

Mientras Schoklender amplió la denuncia contra Bonafini, la titular de Madres reconoció que si se hicieron afiches para el kirchnerismo, "no fueron con fondos de la fundación".
viernes, 9 de septiembre de 2011 · 00:00
El sospechado de estafa y ex preso Sergio Schoklender, presentó un escrito ante el juzgado federal de Norberto Oyarbide, que investiga las irregularidades en el manejo de los fondos de la organización que eran destinados al plan Sueños Compartidos.

El ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, en el texto, señala que Hebe de Bonafini tendría cuentas a su nombre en la Caja de Asturias, en España, y que existirían comprobantes bancarios por unos 2 millones de euros.

De acuerdo a lo que denunció formalmente, el ex allegado a Hebe de Bonafini, las cuentas también estarían a nombre de Mercedes Meroño, vicepresidente de la organización. El escrito presentado por Schoklender también señala que existirían otras cuentas en un banco de las islas Canarias, en Italia y en Francia.

Ante esta información, el juez federal Norberto Oyarbide ya mandó a España, mediante Cancillería, un exhorto para solicitar información sobre la cuenta bancaria que denunció Schoklender.

Finalmente, Sergio Schoklender reveló que dinero de la fundación se utilizó para financiar campañas políticas.

Rápida respuesta de Hebe

La respuesta no tardó en llegar y la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, habló hoy luego de la presentación de Sergio Schoklender en Tribunales.


Para no dejar espacio a la duda, Bonafini negó rotundamente aportes a la campaña K y dijo que no tienen cuentas en el exterior hace 5 años pero reconoció que la asociación puede haberse hecho afiches para el kirchnerismo pero que “si se hicieron, fue como cualquier imprenta”. Y reconoció una cuenta en España pero que era para donaciones.

"Un verdadero traidor", así calificó la titular de Madres de Plaza de Mayo a Sergio Schoklender pero dijo que está "tranquila" y tiene "confianza" en la Justicia.

Pero a pesar de ello, Bonafini dejó en claro que pudo haberse contratado a la imprenta de la Fundación para la impresión de afiches proselitistas del kirchnerismo, derribando por tierra que se haya usado el dinero de la entidad para financiar la campaña electoral de la presidenta Cristina Fernández.

En diálogo con Radio Continental, la luchadora de los Derechos Humanos dijo que la cuenta bancaria que la entidad tenía abierta en Europa "fue cerrada hace cinco años" y sobre las denuncias de Schoklender declaró: "Esto es como el tsumani o de la ceniza del volcán, que después salen las buenas cerezas, dicen".

Y Hebe señaló que “no tenemos más cuentas afuera, casi 5 años” y que era para la recepción de financiamiento internacional. Y que eso también sucede de otro modo: “Compañeros de Australia, Canadá, Italia nos traen dinero en mano. No grandes sumas pero todos traen aportes”.
Además, aseveró que “sólo se menciona a Pablo o a Sergio pero hay mucha otra gente que nos traicionó”. Y sobre su la venta de la vivienda de su hija, indicó: “Alejandra vendió un departamento y se compró una casa, es lo único que tiene” y que “es verdad que se lo compró Gotkin pero se lo compró en lo que vale”.

La Madre de Plaza de Mayo dijo que “nos quieran ensuciar” pero que tiene “mucha confianza en Oyarbide que hace las cosas muy bien”.

Conversando con Víctor Hugo Morales reconoció haber viajado una vez en un avión de los que usaba Sergio Schoklender: “Yo pensé que era un avión que se alquilaba” pero que lo desconocía porque “yo no tengo ni una bicicleta”.


Otras Noticias