Nacionales

Cuádruple crimen: Está en la mira el testimonio del remisero

Si bien la declaración de Tagliaferro y las pruebas de ADN podrían haber avalado la prisión, ninguno de los elementos fue tomado como prueba conducente y se benefició la situación del imputado.
miércoles, 4 de enero de 2012 · 00:00
En un caso que dejó perpleja a toda la sociedad argentina,  el karateca Osvaldo Martínez está en libertad y ahora se duda del remisero Marcelo Tagliaferro?.

El fallo emitido este mediodía por los jueces de la Sala III de la Cámara de Apelaciones, que liberó al único imputado por el cuádruple crimen de La Plata, puso bajo la lupa el testimonio del quien asegura haber visto al karateca en la casa de La Plata.

Por lo menos, esto se desprende del escrito dado a conocer por los integrantes de la Sala, quienes votaron en disidencia, pero coincidieron en que "los dos elementos probatorios que deciden la cuestión (el pedido de excarcelación) son el testimonio del remisero Marcelo Tagliaferro y el resultado de cotejo de ADN".
 
En referencia a los dichos del chofer, son avalados en su veracidad por el camarista Alejandro Villordo -que votó a favor de la prisión preventiva- y puestos en duda por su colega Carlos Silva Acevedo, mientras que María Emilia Riusech -subrogante en la Cámara de una magistrada que se tomó vacaciones- desempató y apoyó la apreciación del segundo.
 
En cuanto al segundo elemento de prueba, no se encontró ADN de Martínez dentro del inmueble donde se cometió el cuádruple femicidio. Las pericias revelaron que el asesino fue otro hombre y que habría actuado solo, por lo menos dentro de la casa, aunque no se descartó la posibilidad de que un cómplice lo haya apoyado desde afuera.

En el escrito difundido hoy, Silva Acevedo da cuenta de la "contradictoria versión" de Tagliaferro, quien primero no reconoce a Martínez, pero "días después comparece nuevamente" y lo identifica "al ver una foto en un periódico".
 
Además, este camarista también sostiene en otro párrafo que el remisero da una "pobre explicación" sobre esta contradicción entre sus dos declaraciones.

En la decisión de liberar a Martínez también pesaron los exámenes psiquiátrico y psicológico.
En ese sentido, Riusech argumentó: "Si bien dan cuenta de que se trata de un individuo celoso -según su propia definición -, no señalan que ello constituya una patología".
 
Comentó que "de los hechos investigados, no pudieron identificarse antecedentes de uso de la violencia bajo ninguna modalidad en la historia vincular de la pareja del causante con Bárbara Santos y tampoco está probado que la víctima haya pretendido romper con él".

Otras Noticias