Nacionales

Estafa a la familia de Érica Soriano: Falso detective lucró con mentiras

El embaucador dijo que la joven estaba viva y que sabía dónde estaba. "Mintió diciendo que participaba de operativos, pero nunca trajo nada", afirmó la madre de la embarazada desaparecida el 21/08/10.
miércoles, 1 de febrero de 2012 · 00:00
El 21 de agosto de 2010 fue el último día en el que se vio a Érica Soriano. Desde esa fecha, la familia está desesperada y no tuvo ninguna otra información fidedigna. No obstante, este vacio y su ausencia fueron aprovechados por un estafador. 

En ocasión de hacer un año de la desaparición de la mujer, la familia fue contactada por un investigador privado que les aseguró que tenía información importante que ayudaría a dar con Érica. La familia confió y pagó por sus servicios. El investigador, desalmado y cruel, abusó de la desesperación de la familia y cobró por cada dato falso.

María Esther, la madre de Érica denunció al estafador quien les sacó 9 mil pesos. “El investigador llego recomendado por un periodista. Se llama Pablo Iglesias, en el primer encuentro le pagamos 6 mil pesos con mi hijo Luciano”, precisó en su casa de Villa Adelina la madre.

“Hablábamos todos los días. Me iba dando datos, que había viajado a Paraguay, que había estado en allanamientos. Pero documentación nunca me mostró”, indicó María Esther. 

Y agregó: “El decía que la policía no sabía, no hacía nada y no se podía confiar. Nosotros dudábamos porque había contradicciones, incluso una de las veces lo llevo a mi hijo a Melchor Romero diciéndole que había 43 NN en un instituto, algo descabellado”.

Cuando se cumplió el año de su desaparición, el abogado José Vera, asesor de la familia, había contado al medio 24CON sobre la aparición del investigador privado, sobre la confianza manifestada por María Ester y sobre la hipótesis que apuntaba a una red de trata de personas y prostitución. Pero la mentira del investigador, al no llegar a un resultado concreto, terminó cayendo.

La verdad salió a la luz cuando María Esther llamó al periodista que le había recomendado al falso investigador. “Le agradecí al periodista haberme llamado, y él me dijo ‘yo no te llame’, y ahí me di cuenta de la estafa. Me había sacado 9 mil pesos”, finalizó la angustiada madre de Érica.

A pesar de los extraños ribetes que tomó el caso, Érica Soriano sigue sin aparecer y no hay ninguna información sobre su posible paradero.

Otras Noticias