Nacionales

AMIA: Menem y el juez Galeano van a juicio oral

En base al Centro de Información Judicial, la resolución adoptada tiene que ver con los hechos conocidos como la 'pista Siria'.
viernes, 30 de marzo de 2012 · 00:00
Una herida abierta en la historia argentina, vuelve al tapete de la opinión pública: El atentado a la AMIA. Se conoció que el juez Ariel Lijo, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 4, decretó la clausura parcial de la instrucción y elevó a juicio oral las actuaciones por encubrimiento del atentado a la sede ocurrido en el año 1994, respecto de:

Carlos Saúl Menem (ex presidente de la Nación);

Juan José Galeano (juez a cargo de la primera investigación);

Hugo Anzorreguy (ex titular de la Secretaría de Inteligencia); Juan Carlos Anchezar (ex segundo en la central de inteligencia);

Jorge Alberto Palacios y Carlos Castañeda (ex policías).

En el pedido de los fiscales para la elevación a juicio oral, se imputó a Menem que "extralimitando las funciones acordadas por la Constitución Nacional (...) determinó, por intermedio de una comunicación efectuada por su hermano Munir Menem al entonces juez federal Juan José Galeano, a abandonar la investigación relativa a la denominada `pista Kanoore Edul`".

La resolución afirmó que en cumplimiento de esa "ilegal disposición presidencial", Galeano "frustró, ocultó, sustrajo, dilató yo interrumpió, diligencias probatorias que podían comprometer a Kanoore Edul y a su entorno", entre los que se encontraba Mohsen Rabbani, agregado Cultural iraní en Buenos Aires en la época del atentado y hoy día con captura internacional".

El encubrimiento: “la pista siria”

El miembro de Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA Sergio Burstein, explicó a INFOnews que el que se juzga es “el encubrimiento de uno de los principales sospechosos implicados en el atentado, Alberto Kanoore Edul hijo”.

Burstein explicó que Kanoore Edul hijo, amigo de la familia Menem , recibió una llamada, doce días después del hecho, “en la que se le avisa que lo iban a allanar”.

“Está totalmente comprobado que la llamada provenía del celular de quien luego fue jefe de la Policía Metropolitana, de Jorge ‘El Fino’ Palacios”, aseguró Burstein.

En aquel entonces, “se habían ordenado una serie de investigaciones e intervenciones telefónicas”, sin embargo, “Kanoore Edul padre va a la casa de Gobierno y habla con el hermano del presidente, Munir Menem”, indicó.

“Se anoticia a Carlos (Menem) e inmediatamente surge la orden de no investigarlo más a este señor, que era amigo de la familia Menem, y después de eso se quedaron sin efecto todas las investigaciones”, explicó Burstein.

De este modo, a pesar de que fuese uno de los principales sospechosos implicados en el atentado, “todas las medidas que se pedían respecto a Kanoore Edul no prosperaban”. “Ahí está el encubrimiento”, sentenció.

Así es que, “mediante las llamadas, se pudo comprobar que la responsabilidad del encubrimiento provenía directamente del presidente de la nación (Carlos Menem), al punto que luego, el Gobierno de Néstor Kirchner saca un decreto que reconocía que el Estado no había proveído la justicia necesaria”, concluyó Burstein.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias