Nacionales

Cónsul español en Nueva York reclamó seguridad jurídica a Urtubey, Ríos y Buzzi

En el marco de las exposiciones de los gobernadores de Salta, Tierra del Fuego y Chubut, respectivamente, España reclamó ante los mandatarios provinciales
jueves, 3 de mayo de 2012 · 00:00
Los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta), Fabiana Ríos (Tierra del Fuego) y Martín Buzzi (Chubut) fueron los destinatarios directos de otro reclamo de España pero en tierras estadounidenses.

Los mandatarios provinciales expusieron en la Universidad de Columbia sobre la expropiación de YPF ante inversores y ejecutivos de Wall Street, cuando en un almuerzo que los reunió en el Consejo de las Américas se dio un episodio más que incómodo.

"Soy Francisco Rabena, el cónsul de España en Nueva York, y quería darles la bienvenida a los gobernadores a esta gran ciudad", comenzó el diplomático español. Inmediatamente, la presidenta del Consejo de las Américas, Susan Segal, lo apuró: "Una pregunta".

Acto seguido, Rabena dijo que compartía las dudas que había generado la decisión oficial acerca del respeto a la seguridad jurídica. "El gobierno español respeta las decisiones tomadas por el gobierno argentino y el Parlamento. Pero tiene que volver a dejar claramente expuesta nuestra preocupación y desencanto por lo que ha sido una grave violación de la seguridad jurídica establecida por los propios argentinos".

Ante esto, Segal volvió a interrumpirlo para pedirle que hiciera la pregunta a lo que Rabena accedió: "¿Qué medidas va a tomar el gobierno argentino para restablecer la seguridad jurídica que el gobierno mismo ha roto?".

La palabra la tomó Juan Manuel Urtubey, el más moderado de los tres mandatarios, y el único que había intentado tranquilizar al auditorio, al reconocer los temores que generan "medidas extremas" como la expropiación de YPF. Aseguró que la iniciativa no se extenderá a otras actividades, porque no hay consenso para eso en el Congreso.

"La Argentina tiene la soberanía de modificar las normas y lo ha hecho a través de una ley. Esto quiero que quede muy claro", respondió. Agregó que hay otras empresas españolas en la Argentina que no tienen inconvenientes y que el paso del tiempo y el sostenimiento de normas "permitirán que aquellos que han tenido lesionada su confianza la vean ratificada con el tiempo".

Luego de la alocución de Buzzi y Rïos, se terminó el almuerzo, pero el inquieto episodio sumó otro capítulo a la tensa relación España - Argentina.

www.elintransigente.com.ar

Otras Noticias