Piden la indagatoria de Milani por la desaparición del soldado Ledo

Lo hizo el fiscal Carlos Brito. Es por un acta de 1976 en la que dio por “desertor” al conscripto.
miércoles, 24 de diciembre de 2014 · 00:00
Argentina.- César Milani, suma otra mancha negra a su discutido paso por el devenir histórico. Ahora fue imputado por los delitos de encubrimiento y falsedad ideológica de documentos públicos. Esos delitos los habría cometido en relación con la desaparición en 1976 del conscripto riojano Alberto Agapito Ledo en Famaillá durante el Operativo Independencia.

Fue el fiscal federal Carlos Brito, de Tucumán, quien pidió al juez federal Nº 1 de esta provincia, Daniel Bejas, que cite a declaración indagatoria al jefe del Ejército. En particular, el fiscal resaltó que Milani, como subteniente, firmó un acta en la que dio por desertor al soldado Ledo.

Sobre la base del análisis de esas actuaciones -que la defensa de Milani pretendió en forma tardía excluir como prueba- el fiscal Brito concluyó: Milani no llevó a cabo ninguna averiguación para determinar que había pasado con Ledo y, por lo tanto, “no cumplió con lo que la reglamentación militar le exigía en su carácter de oficial informante”.

“Con su nula actividad perquisitiva encubrió la privación ilegítima de libertad agravada y homicidio agravado”, afirma  Brito sobre el papel que jugó Milani.

Asimismo, el fiscal sostiene que esa documentación fue falseada y ni siquiera se hizo en el lugar (supuestamente Famaillá) y en las fechas consignadas (28 y 29 de junio) sino en La Rioja, después del 17 de julio, cuando la unidad había retornado a esa provincia. Eso explicaría, por ejemplo, según Brito, que la recepción por Milani de la orden de Sanguinetti de realizar las actuaciones se haya producido el 29 de junio, a las 18.30, y que el acta de investigación se haya confeccionado a las 10 de la mañana de ese mismo día.

Conocido este hecho, desde la oposición, el senador radical Gerardo Morales y la diputada de Confianza Pública, Graciela Ocaña, pidieron la renuncia de Milani.

Brito solicitó además al juez Bejas la ampliación de la declaración indagatoria del capitán retirado Esteban Sanguinetti, hasta ahora el único detenido y procesado por la desaparición de Ledo. A Sanguinetti, en prisión domiciliaria desde agosto de 2013, se le imputó la privación ilegítima de la libertad y el homicidio calificado de Ledo. El fiscal lo acusó ahora también de falsedad ideológica, como a Milani, y quiere que se lo indague al respecto.

Simultáneamente a la solicitud  de indagatoria efectuada por el fiscal Brito, la defensa de Milani recusaba al fiscal alegando temor a una posible “falta de objetividad” de éste. Se trata de una maniobra de dilación típica de los abogados.

El caso. Sanguinetti, capitán en 1976, era el jefe de la compañía del Batallón de Ingenieros en Construcciones 141 del Ejército, en la que el soldado Ledo -un estudiante de Historia de 20 años- cumplía el servicio militar obligatorio.

Esa unidad militar tenía su base en La Rioja, pero al momento de la desaparición del conscripto se hallaba en comisión en Tucumán, donde realizaba acciones cívicas en el marco del Operativo Independencia de represión a la guerrilla, consigna Clarín.

El entonces subteniente Milani estaba a cargo de una de las secciones de la compañía. Testimonios incluidos en la causa afirman que Ledo se desempeñaba como su asistente, mientras que otros testimonios niegan tal cosa.

Sanguinetti fue el último en ser visto con Ledo. La noche del 17 de junio de 1976 sacó en tres ocasiones al conscripto a “hacer una recorrida por la zona” y en la última volvió solo. En la formación del día siguiente se le dijo a la tropa que Ledo había desertado y, más tarde, Sanguinetti ordenó a Milani realizar las actuaciones correspondientes a la supuesta “deserción”. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias