El aterrador perfil del hombre que metió a su beba en el lavarropas

Se conocieron otras acusaciones que pesan contra el chacal que causó conmoción nacional.
sábado, 19 de julio de 2014 · 00:00
Buenos Aires.- El hecho que conmocionó al país estos días tiene que ver con un hombre de nombre  Lucas Dogliotti que tras discutir con su pareja, se le ocurrió meter a su hija de 14 meses en un lavarropas en funcionamiento en una vivienda que la familia habitaba en Quilmes. Si bien el hombre fue detenido, se conocieron nuevos rasgos y denuncias de su perfil aterrador.

"Lo del lavarropas lo hacía con los animales. Ahorcaba a los perros, metía a los gatos en un lavarropas. Volaba una mosca y me pegaba. No quería que los bebes lloren ni que se rían", contó la ex mujer del agresor en una entrevista televisiva para TN.

"Cuando el nene tenía ocho meses, me tiró una plancha, le cayó a la nena y le rompió la cabeza. Me tuvo encerrada dos días. Recién después de 48 horas me pude escapar para hacer la denuncia", añadió.

Durante su indagatoria ante el fiscal de Delitos de Violencia de Género de Quilmes, Alejandro Ruggeri, Dogliotti declaró: "Yo no fui y no tengo idea de por qué tiene lesiones".

El comisario mayor Miguel Canosa describió al presunto agresor como "un hombre de 33 años con antecedentes penales por delitos contra la propiedad, por los cuales estuvo preso más de diez años y que recuperó su libertad el año pasado".

El uniformado confirmó que de acuerdo al testimonio de los vecinos, Dogliotti solía golpear a su pareja. Y ella lo ratificó: "Hacía la denuncia, después volvía a casa y él no estaba. Por último, me preguntaban si quería dar de baja la denuncia. Me ayudó mi hermana y mi familia para poder dejarlo atrás", relató.

En tanto las primas del hombre apellidado Dogliotti, Alejandra y Fernanda, ratificaron su perfil aterrador. En TN, comentaron que vivieron problemas de violencia con Doglioti, quien este año ingresó a su casa tras saltar las rejas y golpeó a su abuelo. "Él entra y sale de la cárcel, conoce todos los penales. Se va cambiando de nombres y así logra estar afuera. Vivía robando, es un delincuente", dijo Alejandra.

"Yo creo que era consciente de estas conductas violentas. Nunca tuvimos una charla sobre alguno de sus delitos", dijo Fernanda. Tras el violento episodio con su abuelo, fueron a juicio y le dieron un año y medio de pena, que ya cumplió. En marzo estaba libre. "Yo le decía que ayudara a levantar a mi abuelo del piso, porque le seguía pegando, y que me ayudara a sacar a mi hija. Y él me dijo que a los chicos no los mataba", terminó Alejandra. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias