Carrió habló tras su desplante a Pino Solanas. ¿Qué dijo?. Video

'Me fue a buscar para ser senador y al otro día me pegó como un macho cruel', expresó.
jueves, 14 de agosto de 2014 · 00:00
Argentina.- Luego de la polémica desatada por el desplante que en medio del lanzamiento porteño de UNEN se produjo, la diputada Elisa Carrió rompió el silencio. Y lo hizo en términos bastante duros contra su hasta ahora co-equiper. Cabe recordar que el lunes pasado Carrió salió del escenario del Palacio Rodríguez Peña mientras Solanas pronunciaba un discurso. 

Con su clásica verborragia irónica, Carrió lanzó: "¿Por qué me pegan tanto? Recen por mí para que no me lastimen. No soy culpable de que la gente me quiera".

Cabe recordar que las internas que surgieron dentro del Frente Amplio- UNEN fueron por una posible alianza con el macrismo. En sus declaraciones de ayer, no fueron aplacadas las diferencias con Solanas, sino que luego del desplante que le realizó, volvió a cuestionarlo. "Me sentí muy usada y lastimada por alguien que me fue a buscar para ser senador", expresó la legisladora, quien remarcó: "Me debo al pueblo, no a él".

En diálogo con el programa A dos voces, que se emite por la señal TN, Carrió volvió a justificar su actitud al asegurar que "por respeto al pueblo, no podía consentir" lo que decía Solanas. "Me retiré respetuosamente y en silencio porque yo pedí a mucha gente de centro y centro derecha que lo voten para que sea senador", indicó.

Al respecto dijo que sintió que el senador excluía a los votantes. "No tengo un voto ideológico, sino gente que cree en los valores. No comparto ningún escenario donde me siento ajena, nadie me corre por izquierda. No hice nada más que ir a comer pizza. Y fue un gesto a todo UNEN", insistió.

Con tono triste, Carrió recalcó que se siente despreciada. "Me tratan de gorda, chancha, loca. Estoy cansada. La educación no me da para decir más cosas. Nunca conocieron mi familia. A todos les digo basta, porque soy una mujer, y estoy sola. Me duelen la humanidad y los argentinos. No me cansa luchar contra el poder. Me cansan las miserias y la mediocridad".

Y angustiada, añadió: "La derecha de la Argentina no es el macrismo. Me reí para descontracturar, pero me sentí muy usada y lastimada por alguien que me fue a buscar para ser senador, lo ayudé a ser senador, y al otro día me pegó como un macho cruel. Eso no se hace".

Para finalizar, Elisa Carrió dijo: "No soy de arrear por nadie, no me arrean con un discurso. A mí no me manda ningún hombre. En ese escenario, cada discurso era contra mí. Llevé la victoria a Capital. ¿Por qué me pegan tanto?". (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias