Sociedad

Conmovedor: Trece de años de lucha para hallar a su abusador

Esta es la historia de Paula que fue entregada por sus padres a los 14 para que la prostituyeran.
domingo, 03 de agosto de 2014 · 00:00
Argentina.- De vez en cuando aparecen estas historias que valen la pena contar. Paula podría haber sido cualquier cosa, a juzgar por la larga pesadilla que tuvo en su corta vida.

Relato conmovedor. Ahora la joven tiene 27 años y desde los cuatro años recuerda que su papá, un policía de la Federal, la explotaba sexualmente. Su madre trataba de no mirar cuando entregaba a su hija para que la violaran. A los 14 años, la joven le contó el infierno en el que vivía a una profesora de la escuela, desde dónde dieron aviso a momento la Defensoría de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes. 

En diálogo con el diario Clarín, Paula manifiesta: "Yo no entendía porque la vicerrectora lloraba mientras me escuchaba", dijo al recordar el día que destapó en el colegio su cruel verdad. Su vida no fue fácil, Paula intentó suicidarse tres veces pero logró salir adelante y querellar a sus padres y otros tres explotadores cuyas identidades se pudieron demostrar: el empresario y abusador Alberto Pampín, Osvaldo Aníval Valdéz y Hugo César Peña.

Sollozando, Paula comentó: "Desde los cuatro años mi papá, dejaba que abusaran de mi a cambio de plata. Mi mamá lo permitía. Incluso cuando estaba en lo de mi tía y la iban a visitar amigos, ella miraba para otro lado mientras me violaban. Después le dejaban unos pesos en una mesita".

A los 14 años su papá la envió a prostituirse en dos departamentos del centro, uno ubicado en Uruguay 459 y otro en Gallo 1527. "Mi mamá me amenazaba con que si huía mi hermanita de dos años iba a sufrir las consecuencias", explicó Paula, quien después de estar ocho meses en los departamentos lo contó en la escuela y a los 17 llevó el caso a la Justicia.

Sus trece años de lucha tuvieron un final justo: Su papá y su mamá fueron condenados a 10 años de prisión por abandono de persona agravado por el vínculo por la Corte Suprema. Mientras que dos de los hombres que la explotaban (Osvaldo Aníval Valdéz y Hugo César Peña) les dieron ocho años de cárcel por ser los explotadores sexuales, y también a Alberto Pampín por el mismo delito. Estos tres hombres esperaron en libertad la confirmación de las condenas, con el voto en disidencia de Eugenio Zaffaroni.

Valdez se fugó, Peña fue arrestado este año y Pampín estaba prófugo. Pero la joven siguió con su lucha y ella misma halló a su abusador:  "En noviembre lo vi lo más feliz y contento en una foto de Tecnópolis. No lo podía creer, tenía pedido de captura de Interpol. Hice que una amiga llamara a su empresa y atendió él. Monté guardia ahí y lo reconocí. Le a visé a la Policía y lo agarraron".

Su vida fue una real tortura. Pero la justicia llegó y tras trece años, ella logró la condena terrenal. Lejos de caerse, en la actualidad Paula estudia Derecho Penal y cuida de su hermana que cumplirá 15. Un testimonio tan cruel como conmovedor. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias