"Con todo mi amor, para Gaby", el mensaje del femicida de Caballito

Se trata del crimen ocurrido el 2 de mayo pasado en dicho barrio porteño.
viernes, 09 de octubre de 2015 · 00:00
CAPITAL FEDERAL.- Meses atrás, Minuto Neuquén daba cuenta de una noticia espeluznante:  Un taxista asesinaba a una mujer a la que acosaba en la confitería Plaza del Carmen de Caballito. Ahora se conoció que la Cámara del Crimen porteña confirmó hoy el procesamiento del femicida, aunque dispuso que continúen las medidas tendientes a determinar el estado psíquico del acusado al momento del hecho, ya que su defensa argumenta que presentaba un "desequilibrio mental", informaron hoy fuentes judiciales.
 
La medida fue tomada por la Sala Quinta de la Cámara, que confirmó el procesamiento de Alejandro Daniel Bajeneta (52) por el "homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía y por haber mediado violencia de género -feminicio o femicidio-" de Gabriela Alejandra Parra (49).
 
La defensa señaló que el imputado padece "un desequilibrio mental agravado por el consumo de cocaína durante 20 años".
 
El femicidio fue cometido el sábado 2 de mayo en el bar Plaza del Carmen, situado en la esquina de las avenidas Rivadavia y La Plata, en pleno corazón del barrio de Caballito. Bajeneta había citado a Parra, quien como desde hacía tiempo era acosada por éste fue al encuentro acompañada por un amigo, que se quedó en la puerta de la confitería.
 
Dentro del establecimiento, se inició una discusión, en medio de la cual el taxista atacó a la mujer con una navaja "con el mango de madera, con una cinta blanca con la leyenda 'Con todo mi amor, para Gaby'", que llevaba consigo.
 
No obstante, los camaristas señalaron que "nada obsta a que se prosiga la instrucción en lo que respecta a los estudios médicos que la defensa postula para que se analice eventualmente con mayor precisión el estado psíquico de Bajeneta"
 
La referencia de los camaristas Mirta López González y Ricardo Pinto es en respuesta a un planteo de la defensa del imputado que señaló que "al momento del hecho" su asistido presentaba "un desequilibrio mental agravado por el consumo de cocaína durante 20 años".
 
Luego del crimen atroz, Bajeneta salió del bar atravesando un vidrio e intentó matarse con la misma arma, aunque fracasó en su propósito. Los camaristas dijeron que el agresor "actuó con conocimiento y voluntad, en un acto previsto, por lo cual no es posible sostener que el trastorno mental que padece -agudizado por el consumo de estupefacientes- le hubiera impedido actuar en forma libre". (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias