La denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner, al cajón del olvido...

El fiscal De Luca desestimó la presentación y de esa manera, quedará archivada.
martes, 21 de abril de 2015 · 00:00
ARGENTINA.- Una muerte, una denuncia y dos temas para el olvido. Esa parece ser la crónica de un hecho sin precedentes en la historia del país. La denuncia es la de Nisman, su muerte es el enigma y el supuesto delito de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en torno al atentado contra la AMIA, pasó al cajón del olvido.  

Lo cierto es que uno de los fiscales ante la Cámara Federal de Casación Penal, Javier De Luca, identificado con la agrupación Justicia Legítima, en tiempo récord, desistió del recurso de apelación que había presentado su colega de la instancia inferior, Germán Moldes, para que ese tribunal revisara la decisión de un juez y una cámara de apelaciones de desestimar la denuncia de Nisman y mandarla al archivo.

“Desiste recurso”, dice el elocuente título del dictamen firmado ayer por De Luca y que ahora pasará a estudio de los jueces Juan Carlos Gemignani, Luis Cabral y Ana María Figueroa. Si los magistrados no encuentran algún error grosero de aplicación del derecho, que podría llevar a una nulidad del dictamen –algo improbable–, dejarán confirmado el archivo del caso y sin posibilidad de que éste llegue a la Corte Suprema, como reclamó ayer un grupo de intelectuales y manifestantes a los que se sumó la madre de Nisman.

Cabe recordar que Nisman había denunciado un supuesto encubrimiento por parte de la Presidenta de la Nación y el canciller Héctor Timerman, entre otros, a través del Memorándum de Entendimiento firmado con Irán para presuntamente favorecer a los ciudadanos de ese país que él mismo había acusado nueve años atrás como responsables del atentado de 1994 contra la AMIA.

Sin embargo, tanto el juez de primera instancia (Daniel Rafecas), como dos superiores de la cámara de apelaciones (Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, con un tercero en disidencia, Eduardo Farah) y ahora el fiscal De Luca la rechazaron, pese a las apelaciones primero del fiscal Gerardo Pollicita y luego de Moldes. De Luca no varió mucho de los argumentos de los jueces, es decir que no hubo delito en la firma del Memorándum.

De Luca en su dictamen de 27 páginas, publicado en www.fiscales.gob.ar, argumentó: “El supuesto intento de hacer caer las alertas rojas (emitidas por Interpol respecto de los iraníes a pedido de la Argentina) y la creación de una comisión que opinaría sobre el caso (la llamada comisión de la Verdad prevista en el acuerdo) no pueden constituir la base de un delito porque no son la ‘ayuda’ típica del artículo 277 del Código Penal porque se inscriben en la competencia constitucional de los otros poderes del Estado, ajenas al Poder Judicial”.

Y esbozó en su decisión: si la razón de ser de los pedidos de captura de los iraníes era hacerlos comparecer ante el juez de la causa AMIA, Rodolfo Canicoba Corral, y éste cumplía ese paso a través del polémico Memorándum en la ciudad de Teherán, las circulares rojas caerían por sí solas.

El fiscal ante Casación también calificó de “totalmente impertinentes” las casi 50 medidas de prueba que habían pedido Pollicita y Moldes: “por su producción sólo nos conduciría al mismo punto en el que estamos hoy, a la confirmación de hipótesis no delictivas”. Y sostuvo que el Memorándum no le sacaba la causa al juez Canicoba. 

En consecuencia, la denuncia de Nisman al igual que la investigación de su muerte parecen por ahora quedar en una zona oscura en la que sólo parece dominar el olvido. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias