Horror en Caballito : En un bar, mató a su novia a puñaladas y se quiso hacer un "hara kiri"

Segundos después del crimen, el agresor intentó quitarse la vida en medio de la calle.
lunes, 4 de mayo de 2015 · 00:00

CAPITAL FEDERAL.- El horror tuvo una nueva crónica el sábado cuando un hombre asesinó a su ex pareja en el interior de un bar-restaurant del barrio porteño de Caballito e intentó quitarse la vida a cuchillazos en medio de avenida La Plata y Rivadavia. El agresor quedó internado en terapia intensiva.

Su ex marido la llamó y le dijo que quería hablar con ella. Ella aceptó pero, para evitar riesgos, eligió un lugar público y lleno de chicos, decidió que fuera a plena tarde y le pidió a un amigo que la acompañara. Pero su ex llegó al bar Plaza del Carmen, en Caballito, con una cuchilla escondida. Y cuando ella se distrajo, la mató a puñaladas. Después escapó e intentó suicidarse mientras algunos clientes del bar trataban de detenerlo y otros intentaban salvar a la mujer. No lo lograron. La mujer, de 49 años, murió camino al hospital. Y al cierre de esta edición, el femicida seguía internado en terapia intensiva y con asistencia respiratoria el Hospital Durand.

Según contó anoche Walter, encargado del local, el mozo y un cliente percibieron que algo raro sucedía en esa mesa: “El mozo lo vio alterado, discutiendo con la mujer pero sin elevar la voz. Y cuando ella se levantó para ponerse el abrigo, se le fue encima y empezó a apuñalarla con una cuchilla. Un cliente lo vio y empezó a pegarle con una silla en la espalda para tratar de sacarlo de encima de la mujer, porque no la soltaba. Otro, finalmente, logró empujarlo contra la vidriera”. 

El agresor, de 58 años, se escapó atravesando el vidrio roto y salió corriendo por Rivadavia, pero no quiso fugarse sino suicidarse. “Mientras corría, se quiso hacer el "hara kiri", se clavaba el cuchillo en el abdomen y en el pecho, se tiró contra un auto blanco para hundírselo más, después se cortaba las muñecas. Así mientras la gente lo corría, hasta que se desmayó”. 

Un vecino que presenció la salida del hombre de la confitería relató que "tenía la cara toda ensangrentada y se hacía el hara kiri como un japonés en medio de la calle en avenida La Plata y Rivadavia".

"Era una imagen tan dantesca que le grité a mi mujer que no salga a la calle para ver el episodio porque era muy fuerte y se seguía matando el tipo", afirmó. 

Al hacerse presente el SAME, la mujer estaba viva pero gravemente herida. Fueron los clientes y el personal del bar quienes trataron de hacerle los primeros auxilios para mantenerla con vida, pero la mujer murió camino al hospital. El atacante quedó gravemente herido en el asfalto y fue derivado al hospital Durand donde quedó alojado con una custodia policial. (Redacción especial Minuto Neuquén)




Otras Noticias