Córdoba : Llegó al hospital a dar a luz, no la atendieron y parió en...

Todo tuvo un final feliz, de pura suerte.
jueves, 23 de julio de 2015 · 00:00
CÓRDOBA.- Verónica Tabárez, vivió una verdadera pesadilla en Córdoba: En la madrugada del domingo, la futura mamá entró en trabajo de parto, por lo que se dirigió al Hospital Materno Neonatal de Córdoba capital. Sin embargo, para su sorpresa, no la atendieron. 
 
Luego de más una hora de espera, decidió ir al sanitario. “Me senté como para hacer pis, bajé los pantalones hasta las rodillas, me salió el tapón mucoso y salió la cabeza de mi hija”, relató sobre la particular llegada al mundo de Zoe Jazmín. 
 
Según consigna La Razón, en Mesa de Entradas le tomaron los datos y le pidieron que aguardara: “Yo llegué con tiempo suficiente, no en el último minuto. En un momento me acerqué, doblada por el dolor, y le dije que no daba más, si iban a demorar mucho, y me dijeron que sí porque había un solo médico”, aseguró.
 
Y completó: "Estaba con contracciones en mi casa. Fui al Neonatal, me anuncié y les dije que estaba con unas contracciones enormes; me pidieron que espere un rato porque estaba complicado. Empecé con contracciones cada cinco minutos y después llegó fueron cada tres”.
 
Al notar que su hija ya no se haría esperar, comenzó a gritar. Fue entonces que alertados por su llamado, llegaron a socorrerla: “Tuve que tenerla yo para que no cayera en el inodoro. Un médico la terminó de recibir. Caminé con el cordón umbilical colgando entre las piernas para subir a la camilla en el pasillo y como no tenían nada para cubrirla, ni una colcha, ni una sábana, la taparon con mi abrigo”, lamentó Verónica.
 
Por suerte, la flamante mamá estaba acompañada por Margarita González, encargada del hogar para madres solas Portal de Belén, quien contó que con el griterío “apareció un médico, que venía corriendo por el pasillo”. “Me pedía que sostuviera la bebé para que no se cayera al inodoro”, dijo. 
 
“Yo no quiero que lo que me pasó a mí le pase a nadie más. Fue un riesgo enorme, sobre todo para la bebé. Gracias a Dios que la pude agarrar. Nadie debería tener un parto en el baño y estas condiciones”, se quejó la mujer. Y sentenció: “Podés tener a tu bebé en una camilla, pero nunca en un inodoro”.
 
De no creer en Córdoba: Verónica llegó al hospital a dar a luz, no la atendieron y parió en...el sanitario. Otro relato salvaje de la más increíble realidad. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias