Triple crimen: En la cárcel ya se sabía hace un mes que se iban a fugar

Varios presos estaban al tanto que los tres condenados por el triple crimen planeaban escapar.
domingo, 17 de enero de 2016 · 00:00
BUENOS AIRES.- Un mes antes de la fuga, algunos de los internos del penal de General Alvear sabían que los tres condenados por el triple homicidio de la efedrina planeaban escapar. El 27 de diciembre pasado se concretó el plan y los tres condenados (Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci) huyeron por la puerta principal del penal de General Alvear.

"En la tumba -tal como le dicen los presos a la cárcel- no hay secretos. Todo se sabe. Los hermanos Lanatta y Schillaci eran los dueños del pabellón de Sanidad. Hacían lo que querían. Hasta celulares con WhatsApp tenían. Si lo sabían los compañeros, también lo sabían los penitenciarios", explicó un exconvicto que, en diciembre pasado, fue a visitar a un cómplice que había sido trasladado a ese penal.

Según un matutino porteño, el dato sobre el conocimiento del plan de fuga desde varios días antes fue confirmado por otro informante ligado al ámbito penitenciario. La fuente indicó que de la inminente evasión de los condenados por el triple homicidio de General Rodríguez, también se sabía en una oficina situada en Alsina y Combate de los Pozos, donde se reúnen algunos de los militantes más comprometidos con el Frente para la Victoria.
 
El plan habría sido ocultado por las anteriores autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense al nuevo gobierno provincial.

Cuando la gobernadora María Eugenia Vidal se hizo cargo del Poder Ejecutivo provincial, se realizaron varias reuniones entre las nuevas autoridades y las anteriores. En el caso del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), los funcionarios que pertenecían a la administración anterior sostuvieron que no había ningún riesgo de fuga. Esa inquietud se fundó en que algunos asesores de la nueva administración habían advertido movimientos extraños y traslados en el penal de General Alvear. Ante semejante engaño, la gobernadora Vidal desplazó a la cúpula del SPB.
 
La primera señal que tuvieron los presos del penal de General Alvear de que los Lanatta planeaban la fuga fue la disminución notoria en la cantidad de efectivos de custodia. Se relajó la vigilancia al mínimo. Esto ocurrió después del ballottage, a fines de noviembre.

La supuesta complicidad de quienes comandaron el Servicio Penitenciario Bonaerense hasta antes del 10 de diciembre en la fuga de los condenados por el triple homicidio fue denunciada por la gobernadora Vidal y por su ministro de Justicia, Carlos Mahiques, y el de Seguridad, Cristian Ritondo

Hasta el momento nueve agentes del SPB fueron pasados a disponibilidad por su presunta colaboración con los Lanatta y Víctor Schillaci para escapar del penal.

De los nueve guardiacárceles investigados, sólo uno quedó preso, y todavía el fiscal de Azul, Cristian Citterio, no definió si lo procesará o no. En su declaración ante el representante del Ministerio Público, en Azul, este oficial del SPB que estaba a cargo de la Guardia de Seguridad Externa afirmó que era inocente.

Por su parte, Martín Lanatta declaró ante el fiscal Citterio en la cárcel federal de Ezeiza y sostuvo que huyó con su hermano y con Schillaci porque tenía miedo de que los mataran. Sostuvo, además, que sus vidas "tenían fecha de vencimiento y era el 16 de enero".

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias