Argentina está por colocar la mayor deuda de su historia

La Argentina procedería inmediatamente a realizar la mayor colocación de deuda de la historia
miércoles, 13 de abril de 2016 · 00:00
NUEVA YORK.- Una audiencia clave en la Cámara de Apelaciones tendrá lugar hoy en Manhattan a las 10 hora local (11 hora argentina) para definir si finalmente podrán levantarse las restricciones que pesan contra el país para regularizar la situación de la deuda externa en relación a los holdouts.
 
De ser afirmativa la decisión, la Argentina procederá inmediatamente a realizar la mayor colocación de deuda de la historia de países emergentes, por hasta 15.000 millones de dólares, con el fin de terminar con el capítulo del default.
 
La audiencia se realizará al mejor estilo de una película de Hollywood, donde un trío de jueces vestidos con su toga negra reglamentaria escucharán a las partes, cuyas exposiciones serán cronometradas y totalizarán unos 46 minutos. El panel estará compuesto por los magistrados Pierre Leval, Christopher Droney y Paul Engelmayer, quien casualmente cumple 55 años.
 
Los fondos demandantes, que son los que ganaron el fallo original del Pari Passu, y otros, que persiguen que a la Argentina no le levanten las restricciones hasta completarles los adeudado, tendrían unos 15 minutos en total, que compartirán también con otros holdouts pequeños, ya que unas 48 apelaciones fueron presentadas por este caso.
 
Entre los oradores principales de las partes demandantes estarían el reconocido Ted Olson, que tuvo un desempeño clave en la campaña por la elección de George Bush hijo contra Al Gore, o bien Matthew D. McGill, en representación de NML, Aurelius, Banca Armer, Adraex, y ARAG-A. Por otro lado, los abogados defensores de la Argentina, liderados por el estudio Cravath, Swaine & Moore, tendrán a su disposición otros 15 minutos de exposición.
 
A su turno, bonistas extranjeros de distintas jurisdicciones y los tenedores de bonos europeos, tendrán cuatro minutos cada uno, para exponer su necesidad de que se levanten las restriciones contra el país deudor. Se trata de bonistas que ingresaron a los canjes de deuda 2005 y 2010, y que se ven impedidos de cobrar desde julio de 2014, momento en que el juez Thomas Griesa impuso un bloqueo de pagos contra el país.
 
También tendrá posibilidad de argumentar EM, el fondo del magnate Kenneth Dart que, tras el acuerdo alcanzado con el país en febrero último, se muestra dispuesto a defender la posición argentina de que se anulen las restricciones para el pago de deuda externa. Dicho fondo tendrá otros 8 minutos de oratoria.
 
Hay una expectativa muy grande del Gobierno argentino de que la Cámara de Apelaciones se pronuncie directamente este miércoles mismo. Al respecto, el ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, envió una carta el lunes a la misma Cámara, con el pedido de que dicho tribunal se expida lo más pronto posible sobre el asunto.

La Argentina alcanzó un acuerdo con NML y otros, por 4.658 millones de dólares, donde los fondos lograron imponer una cláusula que se reservaban el derecho a anular el pacto si el soberano no concretaba el pago hasta el 14 de abril, a las 12 del mediodía. Se pactó además que, desde la fecha del acuerdo, los acreedores tendrán un interés punitorio a su favor equivalente al 2 por ciento anual, por día de demora en el pago, hasta la fecha limite del 14 de abril, a partir de la cual el acuerdo sigue vigente, salvo que NML y compañía ejerzan su derecho de romperlo.
 
Si los fondos deciden mantener el status quo y la Argentina se sigue demorando con el pago, entran a correr intereses punitorios por una tasa mayor, de 4,8 por ciento anual, que era la misma obtenida por los fondos en al sentencia original del fallo pari passu.
 
En relación a lo que sucederá los próximos días, no hay que perder de vista de que es clave el fallo de Griesa del 2 de marzo último, cuando levantó las medidas cautelares que le impiden a la Argentina concretar pagos a los bonistas que adhirieron a los canjes de 2005 y 2010, y que forzaron la negociación con los holdouts, siempre con la condición de que el país derogue las leyes Cerrojo y Pago Soberano.
 
Esta última condición fue cumplida por la Argentina, tras la votación en el Congreso, y dicho cumplimiento fue remarcado por Griesa en otro fallo a favor del país contra otro holdout (casua ARAG, también uno de los que apelan en la audiencia de este miércoles), que tenía bonos prescriptos y que buscó amparo legal para cobrar.
 
En esta situación había nueve fondos que reclamaban al país, pero tras el acuerdo alcanzado este martes anunciado por Pollack, y recientes negociaciones, quedaron sólo 4 en situación de conflicto con el país, precisaron fuentes legales. Pollack precisó que el fondo Crane Yellow acordó este martes cobrar unos 255 millones de dólares, y que se "rindió" a su reclamo de cobrar otros bonos en su poder que habían caducado.
 
Este martes, Prat Gay consideró que la Argentina hizo "todo lo que tenía que hacer" para cumplir con los acuerdos alcanzados con los holdouts, en especial el acuerdo particular alcanzado con Paul Singer y otros acreedores que ganaron el fallo originario del pari passu. "Levantar el acuerdo o no es un derecho que tiene un grupo de acreedores que (previamente) esperan pacientemente la decisión de la Cámara. La verdad que no entendemos por qué los acreedores pretenderían estar fuera del acuerdo, habida cuenta lo que dijo el juez de las condiciones necesarias para levantar el injunction (las restricciones a la emisión y pago de deuda que pesan sobre el país desde julio de 2014)", se explayó Prat Gay.

Por último, el ministro sostuvo que la Argentina continuará firme frente a los mencionados reclamos de cobro de bonos que caducaron: "No vamos a pagar algo que prescribió ni nada que esté fuera de las dos propuestas que hicimos" en febrero último a los holdouts.  (Télam) 

Otras Noticias