Defensa recortaría su presupuesto y quitaría a militares de la frontera

Tras el escándalo por la compra de armas, ahora el Gobierno dice querer 'evitar gastos superfluos'.
lunes, 17 de abril de 2017 · 00:00
BUENOS AIRES.- Luego del escándalo por la compra de armas, el Gobierno recortaría $4600 millones al Ministerio de Defensa. Para conseguir esta disminución, el titular de la cartera, Julio Martínez, estaría analizando evitar "gastos superfluos", entre los que estarían el ahorro en personal de las tres Fuerzas Armadas, venta de edificios, remodelación de aviones y en la campaña Antártica. Incluso, se estaría planteando replegar 1.800 militares en la frontera norte

Según un informe reservado de Defensa al que accedió un matutino, el recorte tiene como objetivo compensar la compra de equipamiento, aunque en la Casa Rosada advierten que la adquisición de aviones o armas no será ni por asomo de 2.000 millones de dólares. "Son tiempos de austeridad y de un mayor control de los gastos. El ahorro servirá para optimizar recursos", expresaron desde el área. 

Dentro de la poda de gastos que se estarían evaluando se prevé la interrupción del proyecto de remotorización de los aviones Pucará, en el que se invierten unos 3.833 millones de pesos y el ahorro de unos 400 millones de pesos en la "racionalización del plan anual de comisiones en el exterior", que implica la reducción de las agregadurías militares en las embajadas argentinas y de las comisiones que se envían al exterior. Asimismo, se realizaría un ajuste de 381 millones de pesos para la modificación de coeficientes por cambio de destino (compensación que percibe el personal cuando cambian de organismos que distan a más de 20 kilómetros). 

Por otro lado, uno de los ítems más discutido dentro del sector sería el repliegue de 1.800 efectivos militares que realizan tareas de vigilancia en la frontera en el marco del Operativo Escudo Norte, con un ahorro de 160 millones de pesos. Los detractores de este accionar afirman que si esto ocurre dejarán "liberada" al narcotráfico, aunque desde el Ministerio aseguran sería un "repliegue necesario para cumplir con la ley", ya que la presencia de esos uniformados vulnera la ley de seguridad interior que impide a las Fuerzas Armadas hacer inteligencia civil. 

Otro punto del ahorro sería la venta de inmuebles militares por unos 335 millones de dólares y se desafectaría, además, la partida presupuestaria para la fabricación del sistema de radar RPA3LDA II serie, por 25 millones de pesos; la suspensión de un contrato de reparación de un submarino en Santa Cruz, por 20 millones de pesos; el repliegue del sistema de radares RASIT, por 160 millones de pesos; y la desactivación de un programa de compra de vehículos de combate M113 del Ejército por 30 millones de pesos. 

Para finalizar, también estarían evaluando una reducción de personal en las Fuerzas Armadas, afectando a oficiales, suboficiales retirados y personal de la fábrica argentina de aviones (FADEA) y del astillero Tandanor. Y en el área de fabricaciones militares se incluiría una supresión de 22 millones de pesos en la Fábrica Militar Río Tercero, tres millones en la Fabrica Militar de Azul y 130.000 pesos en Villa María. Asimismo, para la Campaña Antártica de este año el Ministerio de Defensa bajaría los costos en cuanto alquiler de buques, combustible y alimentos. 

Comentarios

Otras Noticias