"Sí, la maté": El aberrante filicidio de Hurlingham que horroriza al país

Un padre asesinó a su hija, tras discutir con ella. Todo se había desencadenado por la pareja de la joven.
martes, 1 de octubre de 2019 · 11:50

POLICIALES.- Un caso de filicidio y una trama macabra. Ariana Yésica Palacios, de 30 años, había desaparecido de Villa Tesei, Hurlingham, donde vivía junto a su hijita de 6 años y sus padres y nadie sabía de ella. Sus amigas comenzaron a activar su búsqueda y se empezó a desentrañar una trama que terminó entre el domingo y ayer lunes 30/09, cuando se halló el cadáver de la joven enterrado con un cuchillo clavado en el cuello en el terreno de su propia casa, ubicada en la calle Felix Frías 357.

¿Quien fue el asesino?, Nada menos que su padre. Todo se derivó de su propia confesión sobre el filicidio. El hombre de nacionalidad boliviana, identificado como Willy Palacios (64), reconoció ante otro hijo que, tras una discusión por el novio de la joven, él con sus propias manos la había degollado y sepultado en el patio del inmueble de Hurlingham. El chacal, al trascender toda esta trastienda espeluznante, quedó detenido tras ser denunciado por su propio hijo.

Desde el 28 de agosto Ariana no se comunicaba con nadie en forma directa, y mensajes sospechosos llegaron a sus amigas y a su actual novio, todos reconocieron que algo raro pasaba, ya que no era la forma de escribir de la joven. En esos textos alegaba que tenía nueva pareja, otro trabajo, que "no podía hablar" y que había decidido irse "para cambiar de aire". Fue así que una de ellas radicó la denuncia para que la busquen, ya que le resultó extraño que nadie de la familia se preocupara por saber de ella.

“Homicidio agravado por el vínculo y por femicidio”. El fiscal de la causa, Walter Leguisamo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Morón, tras escuchar la confesión de Palacios, le impuso dicha imputación al responsable del filicidio.

"Sin decirle nada a nadie". Trascendió que el hijo de Palacios le narró a la Policía que su padre le contó que el 28 de agosto, alrededor de las 11, discutió con Ariana cuando estaban a solas en la vivienda, hubo forcejeos, agarró una cuchilla y se la asestó en el cuello generando su muerte. Luego la enterró en el patio de la propiedad sin contárselo a ninguna persona.

Fue así que con ese dato, policías, bomberos y peritos de Policía Científica empezaron a llevar adelante la búsqueda del cuerpo y luego de que un can experto en rastrear cadáveres indicara un lugar, hallaron el cadáver con la cuchilla clavada. Horror y conmoción en Hurlingham por el caso aberrante. (Redacción especial Minuto Neuquén)