Agrupaciones de mujeres indígenas tomaron pacíficamente el Ministerio del Interior

Reclaman sus territorios y denuncian represiones y tratamientos hostiles y machistas.
jueves, 10 de octubre de 2019 · 10:13

Desde la tarde de ayer, varias mujeres indígenas autoconvocadas se instalaron en el edificio del Ministerio del Interior para exigir reuniones con Rogelio Frigerio. Las mujeres denuncian cuestiones que van desde lo territorial, hasta la violencia de género. “No estamos asustadas, no tenemos miedo, solo mucha indignación y digna rabia”, aseguran.

A través de una ocupación pacífica, las mujeres indígenas autoconvocadas se hicieron presente en el Ministerio del Interior. Hasta el momento, “ha pasado un triste desfile de funcionarios de rango muy inferiores que vienen pretendiendo convencernos de salir del edificio para mantener con ellos reuniones estériles, no nos iremos”, aseguraron ellas en un comunicado que llegó a Minuto Neuquén.

Además, reclaman que están hartas “de represión, desalojo, muertes, destrucción y contaminación de nuestros territorios. No nos iremos hasta conseguir que un Estado, no un Gobierno, nos de respuestas concretas y definitivas a nuestras exigencias. No estamos asustadas, no tenemos miedo, solo mucha indignación y digna rabia”. A su vez, las protestantes denuncian un “terricidio” por parte del Estado.

“Llamamos terricidio al asesinato no sólo de los ecosistemas tangibles y de los pueblos que lo habitan, sino también al asesinato de todas las fuerzas que regulan la vida en la tierra, a lo que llamamos ecosistema perceptible”, definieron las indígenas y añadieron que “no habrá posibilidad” de reparar y restablecer estos ecosistemas porque, por más que se pueda reforestar o crear espacios verdes, “la fuerza que habitó esas aéreas habrá desaparecido para siempre”.

“Venimos a decirle basta a este sistema capitalista, racista y patriarcal que está poniendo en riesgo la vida del planeta. En muchas de nuestras comunidades no hay agua, para lavar la ropa tenemos que caminar 3 o 4 kilómetros, cocinar el alimento para nuestra familia se ha convertido en una misión casi imposible, ríos represados, contaminados, bosques devastados, selvas asesinadas”, denuncian las manifestantes que siguen esperando la presencia del ministro.

Otras Noticias