¿Mintió? Confirman que Nahir Galarza no está embarazada

El Servicio Penitenciario anunció que la joven no está embarazada.
sábado, 19 de octubre de 2019 · 14:41

Que si, que no. Nahir Galarza, la joven de 21 años detenida por el asesinato de su novio, Facundo Pastorizzo, había asegurado ayer en una entrevista que estaba embarazada de cinco meses. Además, había dicho que lo estaba ocultando por “miedo” pero que lo tuvo que revelar por una pérdida y que desconocía quién era el padre. El Servicio Penitenciario confirmó que Galarza no está embarazada.

“Se procedió a hacerle los estudios correspondientes y dio negativo. Primero fue atendida en el servicio de sanidad de la unidad de ginecología y posteriormente corroborado en el Hospital Materno Infantil San Roque”, explicó el Servicio Penitenciario. En la cárcel se le hicieron los estudios correspondientes con el método tradicional y, luego, fue trasladada a un hospital donde le hicieron una extracción de sangre para confirmar que la joven detenida no está embarazada.

Muchos rumores surgieron alrededor de esta situación sobre si Galarza mintió, o no, y si era posible que una mujer detenida pudiera tener relaciones con varias personas en un lapso de tiempo tal que, ante un embarazo, no se sepa de quién es. El especialista en seguridad Martín Duran explicó a Minuto Neuquén que las llamadas “visitas íntimas o higiénicas” son una o dos veces por mes y que el Servicio Penitenciario tiene registro de las personas que llegan.

“El Servicio Penitenciario pregunta con quién va a tener la visita íntima y se tiene que presentar libreta de casamiento, concubinato o declarar noviazgo y son ellos quienes van a llamar a la pareja para avisar que la detenida quiere una visita”, explicó Duran y agregó que el Servicio tiene “todo muy bien controlado”. Sin embargo, pudiera haber sido el caso que Galarza declarara “cambiar” de novio en un par de semanas y que, allí, podría haber habido algún interrogante sobre esa paternidad.

El especialista, consultado sobre la posibilidad de que la detenida hubiera mentido para obtener algún beneficio carcelario o, en definitiva, una prisión domiciliaria, respondió que, efectivamente, existe “un mito de que, ante un embarazo, se pueden obtener una domiciliaria. Hay algunas que capaz lo consiguen porque tienen una pena mucho más tranquila, de acuerdo al delito cometido. También si tienen otras enfermedades adicionales donde el embarazo sea de riesgo”. En cualquier caso, la cárcel descartó el embarazo y analizan la situación que podría traerle a Galarza alguna sanción, de comprobar la mentira.