¡Le soltó la mano a Macri! Emilio Monzó buscará marcar territorio en Cambiemos

¿Cuáles son los planes del todavía presidente de Diputados para los próximos años?
domingo, 17 de noviembre de 2019 · 10:38

Días atrás, Emilio Monzó consideró que la "transición es el punto de origen" para lograr la unidad nacional y admitió que sueña con que en Argentina comiencen a elegirse los funcionarios "sin fijarse en procedencias o ideologías", como sucedió en la Cámara baja a lo largo de los cuatro años de su gestión. De este modo, el legislador con su postura crítica a dar señales de querer pelear por un espacio propio dentro de Cambiemos.

Esto se debe a que nadie cree realmente que la unidad de la coalición cofundada por Elisa Carrió continúe por mucho tiempo luego del 10 de diciembre, cuando Mauricio Macri le deje el mando a Alberto Fernández en la Casa Rosada y Cristina Kirchner suceda a Gabriela Michetti en el Senado de la Nación. Aun así, los que luego se transformó en el frente Juntos por el Cambio mostró intenciones de convertirse en oposición del Frente de Todos con la ilusión de volver a gobernar la Argentina, en esos planes podría tener un papel crucial Monzó en vez del presidente saliente, quien ya manifestó sus ganas de ser la principal figura opositora del Kirchnerismo.

Desde el año pasado, Monzó decidió tomar distancia del Macrismo y optar por una visión más crítica, incluso pensó en retirarse de la política hasta que vio cuál sería el futuro de quienes había logrado destronar a Cristina Kirchner en 2015, así fue como el todavía presidente de la Cámara baja se olvidó de su retiro y aceleró el armado de lo que ahora llama “grupo de afinidad”, que cuenta con unos 10 o más legisladores de todo el país que también se diferencian de las políticas duras del líder del PRO y que no descartan para nada disputar la conducción de la coalición de ahora en más.

Pero el conductor de la Cámara baja y sus diputados aliados no están solos, suman el respaldo de Alfredo Cornejo y Martín Lousteau quienes, quienes también se vieron confrontados al Macrismo en algún momento, por lo es muy probable que construyan un frente común durante los próximos años, para llegar a las elecciones del 2021.

El malestar de Monzó con la administración de Macri fue que mientras duró su mandato presidencial nunca aflojó con imponer decisiones sin negociar, sin el diálogo que tanto promocionaron durante estos últimos cuatro años. Como si fuera poco, en la última reunión que mantuvieron le advirtió al Primer mandatario saliente que si no aflojaba con esa actitud iba a terminar como Cristina Kirchner cuando se cerró con el Peronismo del interior, momento en que la líder del Kirchnerismo perdió el control de la situación y terminó fuera de la presidencia.