A contra reloj, el Macrismo prepara la respuesta al ultimátum de la ONU

Las explicaciones exigidas desde las Naciones Unidas debían estar en un plazo de 60 días.
martes, 19 de noviembre de 2019 · 08:33

Se vence el plazo para que Mauricio Macri y su Gobierno dieran explicaciones al pedido en carácter de urgente que le hizo la ONU por sospechar que Cambiemos ejerció presiones, persecución y designación de jueces amigos durante los cuatros años que estuvieron al frente del país ¿Realmente hubo abuso de autoridad?

Fue el Relator Especial sobre la independencia de jueces, Diego García Sayán, quien exigió a la Cancillería argentina que responda en un lapso de 60 días -una vez enviado el documento a Cambiemos- las denuncias hechas contra el Macrismo por presuntos "aprietes" y desplazamientos de jueces. 

El objetivo de la petición al equipo que acompañó durante su gestión al líder del PRO es -hasta el 1° de enero próximo- recaudar datos cruciales de la Argentina, para luego emitir un informe, debido a las "preocupaciones" ocasionadas a García Sayán por la gravedad de las demandas al considerar que "las informaciones recibidas por los denunciantes son suficientemente fiables para indicar que existe un asunto que justifica una atención inmediata".

Por esto, el Ejecutivo nacional trabaja a contra reloj para tener la respuesta a la ONU entre esta semana y la próxima, ya que, según trascendió, el actual oficialismo no pretende dejar la Casa Rosada sin haber hecho su descargo sobre los señalamientos en su contra.

Sin embargo, el Gobierno no pudo evitar cuestionar la medida de García Sayán a días del traspaso de mando al Kirchnerismo, así los transmitió el ministro de Justicia Germán Garavano, quien trató de “poco serio” el documento exigido por la ONU, ya que las acusaciones vendrían de "abogados defensores de personas investigadas y condenadas por hechos de corrupción" y, hasta advirtió, que el representante peruano "desconoce el sistema judicial y constitucional" argentino. "Será oportunamente respondido por el Estado, como siempre se hace ante todas las solicitudes, aunque sean infundadas o tengan objetivos diversos de los que debieran", se quejó el funcionario de Macri.

Las causas que el enviado de la ONU mencionó en el documento en el que pide que el equipo del líder del PRO rinda cuentas, es el de la ex procuradora general Alejandra Gils Carbó, quien debió renunciar tras diferentes presiones, así como también el pedido de jury hacia el juez federal Alejo Ramos Padilla, que tanto escandalizó al Ejecutivo y quien todavía tiene en sus manos una investigación contra el Macrismo por espionaje y extorsión. Y la causa que más le preocupa al Presidente es la del Correo Argentino, por perdonarle a la compañía una millonaria deuda durante su mandato en la Casa Rosada.