La economía argentina es "patética" y Fernández "no inspira confianza"

Así calificó al presidente electo una reconocida revista internacional.
viernes, 8 de noviembre de 2019 · 18:05

En un análisis dirigido a los tenedores de deuda argentina, la revista Forbes sostiene que nuestro país tiene una "patética economía" y que Alberto Fernández "no inspira confianza para una gestión eficaz de crisis". 

El artículo, titulado "Bonos Argentinos: buena suerte para entender la deuda argentina", lleva la firma del periodista Kenneth Rapoza y explica, entre otras cosas, las posibilidades de pago que tendrá el país después del 10 de diciembre. "Incluso si el FMI redujera (la deuda) a 11.000 millones de dólares en 2022, todavía son 1.000 millones de dólares más que lo que el BCRA tiene de reservas. Y eso no cuenta los miles de millones que debe este año y el próximo, tanto en moneda local como en dólares", asegura.

Además, el incendiario informe de la revista estadounidense asegura que Alberto Fernández "no inspira confianza para una gestión eficaz de crisis. Su equipo económico muestra falta de conciencia de la gravedad de la crisis económica y no hay ningún plan creíble".

"Su primer viaje al extranjero fue a México, un país con el que casi no tienen nada que hacer, mientras que él y su vicepresidenta (Cristina Fernández de Kirchner) lideran a los partidarios de ‘Lula libre’, el ex presidente encarcelado de Brasil", detalla el afamado medio en su versión en inglés.

Para el Forbes, "las negociaciones de la deuda se volverán cada vez más tensas debido a las ‘tácticas de culpa’ del gobierno de Fernández. Los controles, el tipo de cambio desdoblado y el renacimiento del ‘mercado libre’ probablemente crucen la proverbial ‘línea roja’ con la ortodoxia financiera del FMI. Eso podría complicar aún más las discusiones sobre política económica para salvar a la Argentina, por enésima vez".

"La Argentina no tiene ni 10.000 ni 20.000 millones de dólares y quien se los preste en estas circunstancias lo hará por las tasas de interés escandalosas que los inversores en bonos adoran y que el electorado argentino odia", concluye el lapidario informe.