Conmoción en Miramar

Imploraba justicia por el crimen de su hijo y ahora está presa por matar a su marido

La mamá de Gastón Bustamante está acusada de golpear hasta dejar sin vida a la víctima.
Por 
lunes, 25 de marzo de 2019 · 11:34

BUENOS AIRES.- La protagonista de esta historia se llama Verónica González (50) y la acusan, nada más ni nada menos, que de matar a su marido, Carlos Bustamante (66), en su casa de Miramar.

A ella la vida la había golpeado antes: En noviembre de 2011, en esa vivienda también, asesinaron a Gastón (12), el hijo de la pareja y cuyo crimen nunca se esclareció.  Pasados 7 años, otro homicidio, otra muerte, muchas dudas y una violencia extrema utilizada.

Mientras que el expediente del homicidio de Gastón está en la Corte Suprema de la Nación, en forma posterior a que Julio Conte Grand procurador general de bonaerense, revocara la absolución del principal sospechoso del caso: Julián Ramón (32), el novio de la hermana de la víctima, Rocío Bustamante,  a Verónica le inician una causa por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”.

Con un elemento no hallado aún, Carlos fue brutalmente golpeado y sufrió fractura de cráneo, de mandíbula y varias lesiones en el brazo. Lamentablemente no resistió y murió.  El asesinato salió a la luz el viernes al mediodía. Ella habría llegado a su casa y lo habría encontrado en un charco de sangre. La policía fue alertada, llegó de inmediato y entonces comenzaron las pericias y la toma de testimonios.

Debido a irregularidades en su relato y por varios indicios que la posicionan como la única sospechosa del homicidio, Verónica quedó tras las rejas. Entre los aspectos llamativos, se destacan que no había aberturas forzadas, los perros no ladraron, varias personas la vieron con una rara actitud, los horarios de la mujer la posicionan en la escena del crimen y había muchas discusiones entre ellos. 

Justamente ese día, ella y su esposo iban a ir a una emisora radial a aclarar una confusa situación: Una amiga de ella, la había acusado formalmente por “estafas”, por haberle usado la tarjeta de crédito.

Además, Verónica había tenido un par de traspiés judiciales previos que alertaron a los investigadores: “Denunció lesiones y se constató que fueron autoinflingidas; también denunció amenazas y se probó que salieron de su propio teléfono. La mujer está muy medicada por problemas psiquiátricos”.

Ahora, habida cuenta de lo expuesto, el bestial crimen de Carlos vuelve a poner la lupa sobre la investigación por el asesinato de Gastón. Justamente, Verónica fue una de las primeras sospechosas del caso. “Para haber sido un escruche, como se quiso hacer creer, la violencia fue demasiada. El asesinato del chico sólo se justificaba porque había sido alguien conocido y hasta que se encontró la huella de su cuñado, la hipótesis siempre se centró en la familia”, subrayaron las fuentes.

La mañana del 21 de noviembre de 2011, Verónica dejó a su hijo durmiendo, ya que había festejado su cumpleaños el día anterior y no concurriría al colegio. Ella tardó menos de una hora en regresar y fue ella sola también quien al volver a su vivienda, encontró a su hijo muerto en su habitación: estaba en el piso, tenía una media en el cuello y una almohada en la cara. Su asesino lo había golpeado, estrangulado y asfixiado.

Según la investigación, el asesino robó 300 pesos y también quiso llevarse una TV que trasladó del cuarto matrimonial a la cocina, pero al final quedó en la casa. Sólo que dejó en la pantalla una huella de arrastre, la huella de quien hasta hoy es el principal sospechoso: el cuñado de Gastón, Julián Ramón.

Como argumento, se había deducido que Ramón  asesinó al chico para que no lo delate, porque no quería perder a su novia. Y lo que lo motivó a entrar a la casa fue un robo: buscaba la plata que Carlos tenía escondida para depositar en un plazo fijo. Pero sólo halló 300 pesos.

Tampoco ese día los accesos de la casa, fueron forzados, los perros también estuvieron silenciosos y a Gastón lo atacaron en su cuarto, en su cama. El crimen sigue impune. Ramón fue sobreseído en todas las instancias y el expediente llegó a la Corte Suprema, que debe resolver pronto si lleva a cabo un juicio. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias