PESADA HERENCIA

El FMI lo aprobó y enviará más dinero a Argentina: crece la deuda

El organismo de crédito ya lleva otorgado cerca de 40 mil millones de dólares que abultan la deuda y generan exorbitantes intereses.
sábado, 6 de abril de 2019 · 10:50

Finalmente este viernes el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) decidió aprobar el otorgamiento de 10.800 millones de dólares más en concepto de deuda para la Argentina, luego de que el organismo hiciera la clásica revisión de cuentas.

"El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó el día de hoy la tercera revisión de la evolución económica de Argentina en el marco del Acuerdo Stand-By a 36 meses aprobado el 20 de junio de 2018. La conclusión de la revisión permite a las autoridades girar el equivalente a DEG 7.800 millones (aproximadamente, USD 10.800 millones), lo cual eleva las compras totales desde junio de 2018 a DEG 28.013,71 millones (aproximadamente, USD 38.900 millones)" informaron en un comunicado emitido por el FMI.

Con este nuevo desembolso, Argentina lleva contraía con el FMI una deuda de 40 mil millones de dólares, más sus intereses, que tendrán vencimientos a partir del año que viene, motivo por el cual el próximo gobierno deberá sentarse a negociar los términos de la deuda.

El presidente Mauricio Macri, había declarado antes de solicitar la intervención del FMI, que el préstamo que se había tramitado solo era por "precaución" y que se pensaba utilizar solo en caso de necesidad. Pero en la realidad, de los 57 mil millones de dólares que el Gobierno de Cambiemos tramitó con el organismo a través de un crédito Stand By, ya lleva solicitado en menos de un año 40 mil millones.

Para el directorio del FMI, el ajuste que está llevando adelante el Gobierno de Mauricio Macri está surtiendo efecto, aunque se trata solo de tecnicismos ya que esos números se miden solo en términos de como Argentina podrá pagar la deuda que contrajo y no se tiene en cuenta el impacto social que produjo consecuentemente aumento de la pobreza, la indigencia y la profundización de la desigualdad.

"Las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto. El elevado déficit fiscal y en cuenta corriente —dos grandes vulnerabilidades que condujeron a la crisis financiera el año pasado— están disminuyendo. La actividad económica se contrajo en 2018, pero hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres. Sin embargo, la inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar" resaltaron desde el FMI en el mencionado comunicado.