Después de los “chispazos” Lavagna se reencontró con Schiaretti

Consenso Federal coincidió su visita con la de Alberto Fernández y Sergio Massa.
viernes, 19 de julio de 2019 · 08:43

Roberto Lavagna y Juan Urtubey estuvieron en Córdoba y se reunieron con el gobernador peronista Juan Schiaretti, quien la semana pasada había recibido al candidato a presidente por el kirchnerismo, Alberto Fernández.

El encuentro duro poco más de una hora, y tuvo lugar en la oficina del mandatario cordobés, los allegados comentaron que fue un encuentro “bueno”, “ameno” y “cordial”.

Desde la gobernación cordobesa comentaron que,  “Abordaron algunos temas de interés común, considerando que la institucionalidad de un país debe darse a través de una relación madura y acorde entre el Gobierno nacional y los gobiernos provinciales”. “Trataron los problemas sociales y económicos que atraviesan al país y la necesidad imperiosa de crecimiento para poder salir”, acotaron desde el lavagnismo. Además el cordobés justifico la decisión que sus candidatos vayan con boleta cortada.

La fórmula del Consenso Federal llegó a Córdoba el mismo día que Alberto Fernández y Sergio Massa, estaban haciendo la recorrida de campaña por la provincia. Aunque desfilaron por los mismos medios, no se cruzaron.

Esta reunión fue el reencuentro entre Lavagna y Schiaretti, después de los desencuentros que ambos tuvieron en el momento de la negociación, buscando una alianza electoral entre el ex ministro y la Alternativa Federal,  el espacio que conducía Schiaretti antes de que Sergio Massa se fuera con el kirchnerismo y Miguel Angel Pichetto con el oficialismo.

La pelea se dio por las PASO y explotó el día en que los dirigentes iban a sacarse la foto, todos juntos. Pero Schiaretti se juntó antes con Lavagna y le exigió que antes confirme si iba a estar dispuesto, o no, a competir en internas con Massa y Urtubey, y el economista se negó.

"No me meto más en la interna de Alternativa Federal que hagan lo que gusten. No voy a participar de una estructura ligada solamente al Partido Justicialista", declaró Lavagna.

El salteño Urtubey, jamás corto la relación con Schiaretti, él fue quien gestionó la reunión con el cordobés y Lavagna dudo en sumarse. El cordobés ya había resuelto que no apoyaría a ninguna fórmula presidencial, pero que recibe a todos los que quieran visitar la provincia y encontrarse con él.

De esa manera, la semana pasada se fotografió con Alberto Fernández, que va con Cristina Kirchner como compañera de fórmula. También, recibió semanas atrás a Miguel Ángel Pichetto después del salto del senador peronista a las filas del oficialismo para acompañar a Mauricio Macri como vice.

Córdoba es la provincia más populosa después de Buenos Aires  representa el 8 % del padrón electoral y es un bastión clave para cualquier candidato.

Para Lavagna es un cuerpo de interés porque esa fue la única provincia en la que ganó con un 35 por ciento en su aventura presidencial de 2007.

Antes de reunirse con Schiaretti, Lavagna y Urtubey se juntaron  en la AmCham de Córdoba en la que hicieron hincapié en la necesidad de despolarizar la sociedad. "Un 40% de los votantes preferirían no tener que elegir por ninguno de los dos extremos de la grieta”, proyectaron.